Un atentado palestino dejó cuatro muertos y 50 heridos en Israel

Un suicida hizo explotar la bomba que llevaba en una calle céntrica de Netanya. Evitaron un desastre mayor al no dejar subir al terrorista a un ómnibus.



JERUSALEN.- Cuatro personas murieron ayer y otras 50 resultaron heridas, seis de gravedad, como consecuencia de un nuevo atentado palestino, registrado en una calle céntrica de la ciudad de Netanya, al norte de Tel Aviv, indicó el jefe de la policía israelí, Shlomo Ajaronichki.

El atentado, el segundo en menos de una semana, ocurrió a las 8.50 hora local (3.50 de la Argentina), cuando un palestino hizo explotar una bomba que cargaba consigo, informaron fuen-tes de seguridad.

El jefe policial precisó que “un terrorista que se encontraba en la calle Hertzl, cerca de una estación de servicio, hizo explotar la bomba que transportaba consigo en medio de la gente”.

“El terrorista aparentemente creyó que lo habían descubierto y se hizo estallar cuando vio a una brigada policial que llegaba al lugar, después de la alerta por una moto sospechosa”, agregó Ajaronichki.

El funcionario de seguridad explicó que el palestino murió en el acto, y que uno de los seis heridos graves es un ciudadano árabe que trabajaba en un mercado próximo al lugar del atentado, y que fue atacado por la gente con barras de hierro luego de la explosión.

El palestino suicida dio golpes contra un autobús repleto de pasajeros en el centro de la ciudad israelí de Netania pidiendo poder entrar, pero el chofer habrá intuido algo y le negó el acceso, con lo que probablemente evitó un baño de sangre aún mayor.

No obstante, a continuación el hombre dio unos pasos hacia un grupo de gente en un paso peatonal e hizo detonar la bomba que llevaba dentro de una bolsa.

Segundos más tarde, el cruce se convirtió en un lugar del terror.

“Oímos una fuerte explosión y vi cómo volaba por los aires una cabeza”, contó un hombre.

La fuerza de la detonación también desplazó a varios vehículos que se encontraban aparcados cerca del lugar de los hechos y destrozó numerosas tiendas vecinas.

“Vi a dos personas tendidas en el suelo”, dijo otro testigo.

“Quise ayudarles, pero ya estaban muertas”. Una consternada mujer lloraba: “Así es la fea y angustiante realidad de nuestro país, no lo resisto más”.

Además del autor del atentado, dos mujeres israelíes murieron en el momento de la explosión y un anciano de 85 años que había resultado herido falleció posteriormente en el hospital.

El atentado se suma a una serie de acciones terroristas que se intensificaron después de que el jefe del Likud, Ariel Sharon, ganara las elecciones a primer ministro israelí, el 6 de febrero.

El primer ministro electo piensa presentar su nuevo gobierno, integrado por el Likud, el laborismo, el Shass y otros partidos ortodoxos, el miércoles de esta semana. El jueves pasado un palestino hizo explotar una bomba en una combi de pasajeros, causando un muerto y nueve heridos, mientras que el 14 de febrero otro atentado palestino se cobró la vida de siete israelíes y dejó 10 heridos.

Sharon, quien ya advirtió que no retomará los diálogos de paz con los palestinos hasta que cesen los ataques contra ciudadanos israelíes, fue quien con su visita a la Explanada de las Mezquitas, el 28 de setiembre del año pasado, desató la actual intifada, que se cobró ya 430 víctimas mortales.

Ante esta nueva intensificación de la violencia, el viceministro israelí de Defensa, Efraín Sneh, afirmó que el gobierno hebreo no descarta la posibilidad de invadir zonas de la autonomía palestina en Gaza y Cisjordania.

Al mismo tiempo, el cuerpo sin vida del palestino Mustafa Mohamed Abu Sheikh, de 53 años, conocido en la zona por haber colaborado con los servicios secretos israelíes desde la primera intifada (1987-1993), fue encontrado en el área cisjordana de Jenín, con claros signos de haber sido apuñalado.

Si bien ninguna organización reivindicó el atentado de Netanya, los grupos integristas Hamas y Jihad Islámica lo calificaron de “acto heroico” y destacaron que era parte de la “resistencia a la ocupación israelí”.

“Tales acciones son actos de autodefensa y de resistencia a la ocupación y al terrorismo sionista contra nuestro pueblo”, consignó un comunicado de Hamas distribuido a la prensa horas después de la explosión.

En el mismo sentido, el secretario general de la Jihad Islámica, Abdala Shalah, dijo que “el enemigo debe saber que el derramamiento de sangre palestina será respondido por derramamiento de sangre israelí y tiene que esperar cada día una explosión y una operación militar”.

La policía y el ejército israelí desplegaron nuevos refuerzos a lo largo de la línea de separación entre Cisjordania, Gaza e Israel, por temor a nuevos atentados.

Muchos israelíes esperan de Sharon, quien ganó las elecciones del 6 de febrero con el lema “Paz y Seguridad”, una sustancial mejora de su situación de seguridad.

Con Benjamin Ben-Elieser del Partido Laborista, el futuro jefe de Gobierno ha convocado a otro “halcón” a su lado. “¿Podrá Ben-Elieser tener éxito en su papel o podrá sólo seguir la línea bélica de Sharon y Mofas?”, pregunta el diario “Haaretz” este domingo en su editorial.

El comentarista Gideon Levy de “Haaretz” advierte sin embargo que los continuos castigos colectivos del pueblo palestino, que califica de “arresto monstruoso y masivo de todo un pueblo”, podría provocar nuevo terror. “La miseria y el dolor de los palestinos han alcanzado una dimensión jamás vista. Esto creará desesperación sin precedentes y provocará una violencia que será más dolorosa y terrorífica que todo lo que hemos hemos visto hasta ahora”, concluye Levy. (Télam-SNI/DPA)

Culpan al entorno de Arafat

JERUSALEN (Télam-SNI).- El primer ministro electo israelí, Ariel Sharon, acusó a elementos allegados al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasser Arafat, de estar implicados en la ola de atentados explosivos contra Israel, que se cobró la vida de cuatro personas y dejó más de cincuenta heridos.

“Algunas de las fuerzas más fieles a Arafat participan en estos ataques”, dijo Sharon, al término de una entrevista que mantuvo con el embajador de Estados Unidos ante Israel, Martin Indyk, horas después del ataque palestino en la ciudad de Nentaya.

El líder del Likud agregó que el futuro gabinete “hallará la manera y los medios para la restablecer la seguridad de los ciudadanos de Israel”.

Ariel Sharon arrasó en las pasadas elecciones del 6 de febrero con el 62,7 % de los votos y anunció que el próximo miércoles presentará su gobierno de unidad nacional, compuesto por el Likud, el laborismo, el Shass y otros partidos ortodoxos.

Por su parte, el primer ministro saliente, Ehud Barak, afirmó que “la sociedad israelí es una sociedad en lucha”, en las primeras declaraciones luego de la explosión en Nentaya.

Un palestino fue apaleado en represalia

JERUSALEN (EFE).- Un palestino que fue atacado por un grupo de israelíes, tras el atentado suicida de la ciudad de Natanya, en el que murieron cuatro personas, continúa en estado crítico en el hospital de Tel Hashomer.

El palestino, de la aldea cisjordana de Akraba, fue trasladado al hospital con graves heridas en la cabeza, que sufrió al ser golpeado por unos quince residentes de Natanya.

Según testigos un oficial de la Policía israelí escoltaba a ése y a otro palestino después de la explosión por temor a la reacción de la población local, cuando ambos escaparon en direcciones opuestas al escuchar los gritos de “muerte a los árabes”.

Los testigos relataron que unas 10 o 15 personas consiguieron capturar a uno de ellos y lo forzaron a tirarse al suelo, donde fue duramente golpeado en la cabeza, a patadas y con una tabla.

El palestino fue rescatado por agentes de la Policía israelí, que detuvieron a un individuo en relación con el apaleamiento, al que más tarde dejaron en libertad.

Un herido en un ataquecontra la BBC

Londres.- Una bomba explotó ayer frente a la sede de la emisora británica de televisión y radio BBC en el oeste de Londres, con el saldo de un herido leve, mientras que por la tarde (local) se produjo otra alarma en la estación de Victoria, en el centro de la capital británica.

La policía hizo explotar de manera controlada un vehículo “sospechoso” cerca de la estación, aunque de momento no se conocen más detalles.

“Estamos viviendo una escalada de la campaña de terror del IRA Auténtico en Gran Bretaña”, aseguró el jefe de la unidad antiterrorismo de Scotland Yard, Alan Fry, que responsabilizó del hecho a ese grupo armado escindido del católico Ejército Republicano Irlandés. (DPA)

Análisis

Desde hace días las ciudades de Israel se encuentran en estado de máxima alerta después de informes de servicios secretos sobre posibles atentados suicidas. El brazo armado del movimiento radical palestino Hamas ha advertido en los pasados días que tiene a su disposición un total de diez suicidas dispuestos a darle la bienvenida al nuevo primer ministro Ariel Sharon con un “fuego artificial”.

Por eso se encuentran patrullas de la policía por todas partes, todo el rato se oyen sirenas, cada vez que ciudadanos temerosos denuncian artefactos supuestamente sospechosos entran en acción los equipos de desactivación de bombas.

Y más atentados parecen estar programados: hoy lunes, los palestinos celebran la fiesta del sacrificio en el que este año lamentarán especialmente muchos muertos. (DPA)


Comentarios


Un atentado palestino dejó cuatro muertos y 50 heridos en Israel