Un auto se incrustó en edificio donde hablaba Bush 02-11-03





SOUTHAVEN, Misisipi, EE.UU. (AP/AFP).- Un automóvil conducido por una mujer junto a dos niños logró atravesar ayer varias barreras de seguridad y chocó contra un edificio donde el presidente George W. Bush pronunciaba un discurso.

El viejo vehículo atravesó un estacionamiento antes de intentar tomar una rampa de acceso que conducía al salón en el que el presidente acababa de hablar y cuando se disponía a ingresar a su auto para continuar su viaje hacia Kentucky. La conductora falló en su objetivo y se estrelló contra un muro del edificio.

Los agentes de seguridad rodearon enseguida el vehículo apuntando al interior con sus armas y se llevaron a la mujer y a dos niños que la acompañaban.

Bush , que poco antes había pronunciado un discurso en apoyo al candidato republicano a gobernador Haley Barbour, resultó ileso. Los agentes lo mantuvieron dentro del edificio hasta que la situación quedó controlada y abandonó el lugar después del incidente por una salida lateral.

No hubo ningún disparo, ni contra el auto ni desde él, según el vocero de la Casa Blanca Trent Duffy. «El presidente nunca estuvo en peligro y su programa de actividades sigue intacto», dijo Duffy posteriormente a bordo del avión presidencial, mientras Bush se dirigía a Kentucky.

Duffy no precisó si Bush presenció lo ocurrido ni su reacción.

Mike Pearson, un agente del Servicio Secreto, dijo que la mujer ignoró un retén de la policía fuera del Centro Cívico DeSoto. Agregó que la mujer quedó bajo custodia de la policía del condado de Desoto.

Según informaciones una periodista de la cadena de televisión Fox News, la automovilista era una mujer rubia de unos treinta años, que trató de resistirse a la detención dándoles patadas a las policías. Agregó que los niños tenían entre 8 y 10 años.

Hasta anoche, se ignoraba cuáles eran los motivos exactos de la aparente conductora.

Es raro que un individuo o un vehículo no identificado pueda acercarse tanto a donde esta el presidente de Estados Unidos sin ser detenida. El último ataque contra un presidente norteamericano fue en marzo de 1981, cuando Ronald Reagan fue herido por John Hinckley, que padecía trastornos mentales.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Un auto se incrustó en edificio donde hablaba Bush 02-11-03