Un Brasil alicaído que necesita vencer



La selección de Venezuela, que perdió empuje en sus últimos partidos, recibirá esta tarde en el estadio Pueblo Nuevo a los pentacampeones mundiales de Brasil, en la novena fecha de las eliminatorias sudamericanas.

Ambos rivales llegan presionados por obtener resultados, Brasil por el gris empate 0-0 con Bolivia en la jornada anterior y Venezuela por sus tres derrotas seguidas que multiplicaron la presión sobre los hombros del entrenador César Farías.

Kaká, que vuelve a la “seleçao” tras 11 meses por una lesión, será una de las armas ofensivas de Brasil, junto con Robinho, a quienes se unirá el “Emperador” Adriano, por lo que Farías prevé ensayar un esquema algo más defensivo.

La “verdeamarela” llegó con su alineación casi definida, con Elano ocupando el lugar de Diego para sumarse a un medio campo compuesto por Kaká, Josué y Gilberto Silva.

Dunga advirtió que no espera un partido fácil en San Cristóbal por la evolución del fútbol venezolano. “Será un partido muy complicado, aun más porque jugaremos de visita. Pero, pese a ello, tenemos condiciones de vencer”, recalcó. Por su parte, el arquero Julio César fue bien claro al respecto: “Por experiencia ya tenemos bien claro que en las eliminatorias no hay rivales bobos”, sostuvo el “1” del Inter.


Comentarios


Un Brasil alicaído que necesita vencer