Logo Rio Negro

Un «candidatazo» para Buenos Aires





Néstor Kirchner no abre la boca. Pero poco a poco sus espadas van instalándolo como candidato a legislador por la provincia de Buenos Aires, pese a la imagen más deteriorada que registran las encuestas.

El jefe de Gabinete, Sergio Massa, afirmó ayer que el ex presidente Néstor Kirchner sería un «candidatazo» para el peronismo, en caso de aceptar postularse para diputado de la provincia de Buenos Aires.

Massa además sentenció que a Kirchner «le sobran espaldas» para ser el postulante bonaerense del Frente para la Victoria, para las elecciones legislativas del 2009.

El funcionario, en diálogo con la radio FM Milenium, aclaró que, igualmente, no conversó con el ex presidente, por lo que desconoce «cuál es su pensamiento» sobre esta posibilidad, que se difundió en los medios. «No lo hablé con él, pero sería un candidatazo. No sé exactamente qué piensa del tema, pero desde ya que le sobran espaldas para ser candidato», consideró el ministro. Además, afirmó: «Claramente, desde el punto de vista electoral, sería un muy buen candidato» para el justicialismo.

Massa, de esta forma, se adentró en la interna del oficialismo, en donde algunas voces aseguran la necesidad de un candidato «fuerte», como lo sería Kirchner, para asegurarse una victoria en ese distrito, y darle oxígeno a lo que resta de la gestión de Cristina Kirchner.

Recientemente, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, opinaron favorablemente sobre la eventual postulación de Kirchner.

Previamente, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, expresó que Kirchner debería ser el candidato bonaerense, según se interpretó, buscando generar un «clamor» en el PJ para convencer al ex jefe de Estado.

Silencio K

El ex mandatario, por ahora, no formuló declaraciones en este sentido, y mantiene el silencio de radio que prácticamente no rompió desde la derrota parlamentaria por la iniciativa de las retenciones móviles al campo, ocurrida casi tres meses atrás.

Tras ese traspié -el recordado voto «no positivo» del vicepresidente Julio Cobos- la imagen del ex presidente sufrió una sensible baja, aunque se especula con que la consideración del electorado resultaría suficiente -especialmente por la acción de los intendentes del conurbano- para una amplia victoria. (DyN)


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Un «candidatazo» para Buenos Aires