Un careo trajo más confusión sobre la aerobanda

Lo mantuvieron los dos presuntos nexos entre la pilotos y los ladrones. Ambos tuvieron contradicciones respecto de otras declaraciones. Todavía no está claro quién y cómo contrató el avión Beechcraft.





ZAPALA (AZ)- Los roles y complicidades entre los integrantes de la aerobanda siguen poco claros. Ayer hubo un careo entre las dos personas que supuestamente tuvieron responsabilidad en la contratación del vuelo hacia esta localidad, para el frustrado asalto al Bansud, y las conclusiones fueron disímiles según la apreciación de cada parte.

El fiscal Hugo Saccoccia, por ejemplo, dijo que la situación de Ramón Benítez -uno de los presuntos nexos entre los ladrones y la tripulación del avión- se vio seriamente comprometida.

Pero el defensor Hugo Cáceres, en cambio, sostuvo que el que salió mal parado fue David Aronoff, el otro personaje al que se atribuye el rol de nexo.

Benítez y Aronoff fueron careados ayer en el juzgado de Héctor Trova.

Benítez había declarado que no conocía a Aronoff.

Aronoff dice que sí se conocían, y que Benítez le pidió un avión en alquiler en nombre de quienes luego se verían involucrados en el intento de asalto.

De acuerdo con el fiscal Saccoccia, durante el careo Benítez cayó en varias contradicciones y ahora podría ser considerado partícipe secundario en el hecho.

Explicó, por ejemplo, que Benítez ahora admitió que conocía a Aronoff, quien también es piloto, pero de vista y no por su nombre.

Al parecer la relación surgió a partir de que la novia de Aronoff, Sonia Castillo, vive en el mismo edificio de departamentos donde reside Benítez. En ese lugar, ubicado sobre la Avenida Córdoba de la Capital Federal, se habrían cruzado en más de una oportunidad y hasta habrían compartido una fiesta familiar de la cual ayer se presentaron fotografías.

Más allá de esta situación, Benítez insistió en que «jamás contacté a Aronoff con Fridman y Escobar», dos de los detenidos por el intento de asalto.

En tanto, el piloto ratificó sus dichos en cuanto a que fue Benítez quien le presentó a Escobar. «No sospeché porque era el marido de una abogada con la cual había trabajado mi novia y como hasta habíamos compartido algún encuentro familiar me pareció una propuesta coherente» dijo Aronoff para abonar su postura.

Su novia Castillo confirmó esta versión. Expresó que «cuando llegaron a Neuquén, David me llamó por teléfono y me dijo que estaba todo bien con el viaje que le había recomendado Ramón».

Al mismo tiempo explicó su vinculación con la esposa de Benítez. «Hace tiempo trabajé con ella y surgió una buena relación a partir de que vivíamos en el mismo edificio».

En cambio Cáceres interpretó que fue Aronoff el que quedó mal parado durante el careo. «Ahora declaró que Fridman y Escobar no lo amenazaron» durante el viaje de regreso, cuando el robo ya había sido abortado.

Agregó que «iban sin armas, porque las habían desarmado apenas subieron», y que «sólo le pidieron que fueran a Buenos Aires».

Según la versión de Aronoff relatada por Cáceres, él les sugirió que se bajaran en la ruta. Les propuso hacerlo en la «Conquistadores del Desierto».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Un careo trajo más confusión sobre la aerobanda