“Un caso paradigmático”



El caso de la alumna de Naupa Huen publicado por este medio, el de una niña que culminó con el ciclo de su educación primaria sin haberse alfabetizado en su trayecto (esto es sin haber aprendido el sistema alfabético de escritura), debería preocupar seriamente tanto a las autoridades educativas como al gremio docente de esta provincia. Lo que la madre de esta alumna expresa en la nota lleva en sí una verdad irrefutable e interpela duramente a todo un sistema educativo.

Lo habitual es que ante el fracaso escolar, el sistema busque causas exógenas, deposite la responsabilidad fuera de las aulas y apele a justificaciones que tienen su origen en lo social, lo cultural. El caso de la escuela de Naupa Huen invalida este prejuicio, pues hay una madre que advirtió en principio el problema de su hija, se preocupó e intervino; pero encontró como respuesta la desidia de un sistema.

Se desprende de sus palabras que la hoy adolescente de 14 años no tenía –ni tiene– un problema cognitivo que le impida aprender (en su casa aprendió algunas letras y los números, “tiene buena memoria”, dice su madre), apenas padece una severa hipoacusia en un oído y tiene problemas para hablar, lo que no le impide comunicarse; tenía y tiene, según su madre, lo más preciado con lo que un docente puede contar en el aula: el deseo de aprender (“No hay día que no me pida para aprender a leer”). Pero por alguna razón que la madre llama “falta de voluntad”, el aprendizaje no le fue dado.

Tres docentes formaron parte de su historia escolar, que no se responsabilizaron por su formación, lo que se podría entender como falta de competencia. Autoridades educativas zonales justificaron el fracaso de la niña –dice la nota– con la cantidad de alumnos que los maestros debían atender, lo que desde el punto de vista pedagógico y didáctico hablaría de falta de idoneidad. En niveles superiores de decisión tampoco hubo respuestas, lo que nos conduce inevitable y lamentablemente a responsabilidades políticas.

Si bien es posible que esta joven recupere algo de lo perdido, Naupa Huen es un caso paradigmático de la educación en nuestro país.

Héctor E. Martínez

DNI 11.354.251

Héctor E. Martínez

DNI 11.354.251

Villa Regina


Comentarios


“Un caso paradigmático”