Un castigo que llegó tarde, pero llegó





Más de un mes y medio después de la vergonzosa eliminación de Francia en el Mundial, el castigo llegó para Nicolás Anelka, ya que la federación de fútbol (FFF) de ese país le negará la vuelta al seleccionado, al menos en los próximos 18 partidos. El escándalo se desató antes de la eliminación de Francia en la zona, en las horas previas al partido con Sudáfrica, cuando trascendió que Anelka había insultado al entrenador Domenech (“vete a tomar por culo, sucio hijo de puta”, le habría dicho). La FFF también aplicó sanciones a Patrick Evra (5 partidos), Franck Ribery (3) y Jérémy Toulalan (1). Anelka, de 31 años, habría insultado a Domenech en el entretiempo del partido contra México. Dos días después una tapa del diario L’Equipe con los violentos insultos que habría manifestado el delantero desató un escándalo y una huelga de los jugadores en plena Copa.

exterior


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Un castigo que llegó tarde, pero llegó