Un centenar de vecinos repudió una resolución de un juez de Bariloche



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Más de un centenar de personas, entre las que se destacaba un nutrido grupo de escolares, marcharon y se manifestaron contra la decisión del juez Miguel Angel Gaimaro Pozzi, que dejó en libertad al autor del homicidio culposo de una niña, pero además le devolvió el vehículo con que la mató y le permite seguir conduciendo, porque no le retiró el registro.

La virulencia de la indignación, sin embargo, no la sufrió Gaimaro Pozzi, sino el camarista Alfonso Pavone, que dio la cara para explicar los tiempos, razones y ritos de la justicia, pero no logró convencer a nadie con sus argumentos.

De la situación sacó partido el intendente Alberto Icare, quien resultó aplaudido por los manifestantes al anunciar que revisaría las normas para poder retirarle el registro al conductor embistente.

La actuación del magistrado que instruyó la causa ya había motivado más de una manifestación pública cuando dispuso la libertad del enjuiciado, pero ayer la indignación estalló, porque los padres denunciaron las prerrogativas que había logrado el sospechoso, y también las dilaciones para efectuar el juicio oral.

El hecho que motivo los reclamos ocurrió a las 20.45 del último 15 de agosto, en la banquina sur de la ruta 258 y en proximidades del barrio Omega, cuando Sara Vázquez, de 30 años, y su hija Estefanía Chamorro, de 7 años, caminaban por esa senda sin sospechar que iban a ser embestidas por el Renault 9 blanco que se aproximaba. Después de arrollar a la niña y despedir a su madre, el conductor aceleró la marcha y escapó del lugar sin prestarles auxilio. La mujer sufrió golpes y escoriaciones, pero sus lesiones fueron consideradas leves. La niña, en cambio, había sido arrebatada de la mano de su madre, y sufrió fracturas en la base del cráneo y otras graves lesiones que determinaron su fallecimiento tres días después.

El accidente fue observado por testigos, que anotaron la patente del auto, y por un camionero que lo persiguió sin poder darle alcance, pero brindó datos y una descripción del vehículo que fueron decisivas.

El accidente ocurrió un viernes, y el lunes los policías ya habían establecido que la identidad y el domicilio del propietario del vehículo y presunto conductor, y que en el rodado habían quedado indicios de su participación en el luctuoso suceso que terminó trágicamente.


Comentarios


Un centenar de vecinos repudió una resolución de un juez de Bariloche