Un centenario con figuras de jerarquía



NEUQUEN (AN).-Es imposible dejar librado al azar una programación de trascendencia, como lo serán los actos por el centenario de la capital. Neuquén dará que hablar y sobrará tela para cortar, porque la avalancha de actividades e inauguraciones sacudirán los viejos cimientos para que nazcan nuevas obras.

A lo grande y tirando la casa desde el parque central -uno de los nudos neurálgicos de las celebraciones-, en el municipio y específicamente en la secretaría de Cultura, Deportes y Turismo ya se está mirando al cielo, rogando que los acompañe el mejor tiempo. Es que todo se va planificando para realizar las festividades al aire libre.

Con la primavera a las puertas en setiembre, el parque que rodeará al Museo Nacional de Bellas Artes -obra que se inaugurará para la fecha centenario- servirá para acoger al público.

La programación se iniciará el viernes 10 de setiembre con dos recitales grosos, Víctor Heredia y León Gieco, quienes con su bagaje de música argentina irán caldeando el ambiente para lo que pasará el sábado 11 -programa aún no confirmado pero “que será muy interesante…”- y lo que coronará la gran tarde y noche del aniversario.

Para el domingo 12 setiembre, habrá que ir alquilando balcones -como sugiere el dicho popular- porque además de la apertura del MNBA sede Neuquén, con muestras pictóricas de los más grandes exponentes europeos, latinoamericanos y argentinos, el acto central tendrá lugar en los jardines y en un escenario de envergadura. Para esa fecha ya están entrenando los bailarines, deportistas y gimnastas neuquinos. Todos serán protagonistas de una exhibición de apertura, más luz y sonido, con visos de majestuosidad como se observa “en los grandes acontecimientos de las artes o el deporte”, según trascendió desde el mismo corazón de la organización. No se abundó en detalles, porque además de faltar tres meses, quieren alimentar el efecto sorpresa.

 

Un día a los 100 años

 

Los principales protagonistas en escena para los 100 años ya dieron el sí. Estarán en el centenario la Camerata Bariloche y Maximiliano Guerra. Dos gemas argentinas con lustre internacional.

Respecto a la inauguración del Museo Nacional de Bellas Artes, una obra arquitectónica gigantesca para los ojos locales y considerada “la mayo inversión actual en cultura del país”, la sorpresa seguramente emocionará y llenará de orgullo a los neuquinos. La novedad no se hizo rogar. Oscar Smoljan el titular de la secretaría de Cultura aseguró que “la entrada siempre será gratuita, porque hay que contemplar en igualdad de condiciones a todos y a la vez el Estado debe hacerse cargo de la Cultura”. La gratuidad es una condición que no se observa en países desarrollados, donde ingresar al Louvre -digamos- demanda una suma importante.

Sumando la capacidad de las salas de exposiciones “más de cuatro veces las dimensiones del actual Gregorio Alvarez”, el público estará ante una sección (la mitad del museo) de muestras permanentes, con obras que enviará el MNBA de Buenos Aires.

En estos momentos se están “curando” -es decir seleccionando- las piezas invalorables entre las 12 mil a que asciende el patrimonio nacional, que vendrán a vivir por una larguísima temporada o en forma permanente a esta capital. Incluirá a exponentes de Europa, toda Latinoamérica y Argentina en forma ensamblada de acuerdo a los movimientos y períodos artísticos.

Además, se aguardan respuestas de museos internacionales -puede ser España y Brasil aunque no se descuentan otros- que llegarían con series numerosas de un pintor. Iría a engrosar la otra mitad del museo: el sector de exposiciones temporarias.

Como este edificio contará también con un auditorio (en avanzada construcción) para 400 butacas, se lanzarían a partir del 12 de setiembre, espectáculos de variados géneros. También en otros sitios estratégicos de la ciudad, como la Torre Talero, habrá programas espectaculares.


Comentarios


Un centenario con figuras de jerarquía