Un clásico caliente, adentro y afuera de la cancha

Independiente-Roca fue 1-1. Hubo tres expulsados e incidentes



#

José Ancatén, rodeado de camisetas naranjas. No se sacaron ventaja en Centenario.

En medio de un clima hostil, Independiente y Deportivo Roca no se sacaron ventaja en Centenario durante la primera fecha del Argentino B. Fue 1-1, con goles de Henry Sáez para el Rojo y de Cristian Taborda para la visita.

El clásico no dio respiro en el inicio. Sorprendió el local cuando a los 4 apareció el Goldo Sáez, recibió un centro pasado de Augusto Ré y aprovechó la mala salida del arquero Guillermo Navarro para facturar de cabeza.

Reaccionó rápido Roca y a los 14, Facundo Salinas le hizo una infracción adentro del área a Leider Moreno Asprilla pero Nicolás Peralta, la figura del duelo, le contuvo el penal a Taborda.

Pese a desperdiciar la chance Roca siguió atacando. A los 17 otra jugada de Asprilla dejó sin marcas a Alexis Luna que no pudo otra vez con Peralta y en un rebote el colombiano desperdició otra oportunidad.

Es decir, la visita hizo los meritos suficientes para empatar, pero le fató la puntada final.

Los problemas regresaron en el descanso. Si el partido estaba algo caldeado en la cancha, qué decir de las tribunas. Antes del inicio hubo una escaramuza entre las hinchadas y tuvo que intervenir la policía y el segundo tiempo comenzó muchos minutos después porque un grupo de hinchas de Independiente cruzó toda la platea para apedrearse con los rivales. Los efectivos policiales poco hicieron para contener a los violentos hasta que aparecieron los gases lacrimógenos, las corridas y la confusión.

Unos 30 minutos después, el fútbol volvió a rodar, el equipo de Pancaldo siguió siendo más y hasta consiguió que su rival quede con un hombre menos cuando Gajardo vio la segunda amarilla.

A los 10 le anularon un gol a Taborda por posición adelantada, pero a los 14 Asprilla corrió a toda velocidad por izquierda y tiró un centro certero y esta vez el ´9´ se tomó revancha. El goleador visitante se lo dedicó a la hinchada local y el arbitro lo amonestó. Luego llegaron las expulsiones, Independiente terminó siendo algo más, pero Roca casi lo gana en un par de llegadas.


Comentarios


Un clásico caliente, adentro y afuera de la cancha