Un clásico del arte local

Sus cuadros son celebrados porlos vecinos.



#

cultura

Ha pintado tantos cuadros en su vida que algunos ya no los reconoce. “Qué lindo cuadro, ¿quién lo pintó?”, preguntó hace poco Alito Mussi –de 77 años– en un comercio; se acercó y vio al pie su firma.

Y ésa es una constante en el artista plástico; habitantes de la Línea Sur y la costa ya lo reconocen.

Sus pinturas en cuadros, murales, caricaturas, están distribuidas en toda la zona; en oficinas, estaciones de trenes, terminales, viviendas particulares, comercios. Incluso en Sierra Grande los carteles de algunos comercios aún conservan sus letras.

Es que nunca mezquinó talento a quien estuviera dispuesto a adquirir una de sus piezas.

Inspirado en fotos, visitas, revistas, comentarios e incluso anécdotas, ha volcado una increíble paleta de colores a los bastidores que hacen revivir momentos incluso de su Valcheta natal. “Los turcos de la época, vecinos, los muchachos del bar y muchos que ya no están”, recuerda.

Fanático del fútbol sueña con llevar algún día su preciada colección de pinturas de delanteras de fútbol a Buenos Aires; jugadores de todos los equipos y épocas hay allí como también celosamente guarda una colección de dibujos a lápiz de rostros de jugadores de antaño.

Con sus cuadros ha realizado varias muestras en Sierra Grande, Valcheta, Las Grutas, Viedma, Trelew.

Para destacar es la participación que tuvo en la realización del mural del Bicentenario junto a otros artistas plásticos de esta ciudad y hoy es uno de los tesoros de la escuela primaria Nº 62.

el artista

Compenetrado del paisaje patagónico, los colores de la naturaleza real parecen continuarse en los plasmados por Mussi en su cuadro.


Comentarios


Un clásico del arte local