Un cóndor, el guardián de un refugio de montaña

Es un ave juvenil y puede ser observada a corta distancia.

#

El casi majestuoso cóndor no se deja tocar, pero tampoco parece molestarle la compañía humana.

Gentileza María Paula Jones Volonté

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Este verano el refugio Otto Meiling, en el cerro Tronador, tiene la particularidad de que un cóndor suele posarse junto al refugio, a pocos metros de los sorprendidos visitantes. Ya lo hizo varias veces en el verano, para asombro de los encargados del lugar, quienes le tomaron fotografías. El animal no se deja tocar, pero puede ser observado desde muy corta distancia. “Es fantástico”, aseguró María Paula Jones Volonté, una de las chicas que trabaja en el lugar. “El cóndor es un pájaro juvenil y por lo visto, se lleva bien con los humanos”, estimó María Paula. Relató que la primera vez todos se sorprendieron, ya que el ave se posó a pocos metros de distancia del “Colo” Lynch, otros de los habitués del lugar. “En su segunda visita le saqué varias fotos con mi cámara”, relató. Dijo que el animal recién voló cuando se le acercó a un metro. En esta oportunidad, el ave se posó sobre una gran roca, cercana al refugio, pero que tiene dos de sus laterales en abrupto barranco hacia el glaciar Alerce. Esto permitió un inmediato despegue del gran pájaro. La mayoría de las veces el cóndor aterrizó en dicho sitio, lo cual confirma su instinto de seguridad, ya que las personas solo pueden acercarse desde un lado. El cóndor aún no fue bautizado y también se resolvió no darle comida, para que no tome el hábito de buscar alimentos en dicho lugar. El refugio Otto Meiling es el más alto de la Patagonia y está ubicado a 2.000 metros de altura, entre los glaciares Castaño Overo y Alerces. Ofrece servicio de pernocte y también de gastronomía, siendo su menú el más ponderado en la región. Asimismo tiene una cava con buenos vinos, también la más alta de la Patagonia. Para llegar hasta el hay que viajar a Pampa Linda y luego caminar unas 4 o 5 horas, según el estado físico. También se puede subir más de la mitad del sendero a caballo, los que se alquilan en la hostería Pampa Linda. Varios cóndores en vuelo Jones Volonté, quien se encuentra cursando para guía de montaña, explicó que el Tronador es un lugar donde los cóndores aprenden a volar y que se pueden ver volar hasta 30, en forma conjunta. Recordó que esto fue muy bien explicado en la película “El vuelo del Cóndor”, realizada por Ricky Holler, donde hay varias imágenes filmadas en las inmediaciones del refugio Otto Meiling.


Comentarios


Un cóndor, el guardián de un refugio de montaña