Un conflicto impide la ampliación del servicio de internet en Río Colorado

En las últimas semanas salió a la luz el inconveniente que está teniendo una empresa para mejorar y ampliar el sistema con fibra óptica. En el escenario también se vislumbran disputas políticas partidarias.





La disputa en Río Colorado está en la utilización de postes.

En tiempos de pandemia, el acceso a internet es una prioridad para toda la ciudadanía y, de manera particular, un servicio esencial para el sector educativo.

Río Colorado mantiene una discreta conectividad y en la zona rural es casi nulo el servicio, provocando grandes trastornos a las familias de esos lugares.

Esos vecinos permanentemente se movilizan juntando firmas para obtener repuestas en algún órgano oficial o empresas privadas. Pero sus pedidos terminan en saco roto, debido a que en esos lugares son poco rentables para las empresas.

En las últimas semanas salió a la luz el inconveniente que está teniendo la empresa pyme ISP Group para mejorar y ampliar el sistema con fibra óptica. En el escenario también se vislumbran disputas políticas partidarias.

El proveedor de internet, luego de una charla informal con la Cooperativa Eléctrica y Anexos de Río Colorado (Cearc), por el arrendamiento de los postes del tendido eléctrico, había realizado una millonaria compra de equipamiento y materiales para la colocación de la fibra óptica.

Al mismo tiempo, ISP Group obtuvo por ordenanza en el 2018 los permisos municipales para el uso del espacio aéreo. La meta era extender cables de fibra entre postes, por el aire, además de ser responsables de instalar en la zona céntrica las primeras 10 cámaras de seguridad.

El Deliberante incluso exceptuó a la pyme del cumplimiento de la ordenanza vigente 600/99, que obliga a realizar instalaciones subterráneas, permitiendo que instale el cableado en forma aérea en los postes de la vía publica actuales.

Sin embargo, cuando se iniciaron las gestiones oficiales para que la Cearc facilitara el uso de esos postes, la cooperativa negó la posibilidad de hacerlo, aduciendo que iba a poner en marcha el proyecto propio para brindar internet. Dijeron entonces que los postes no soportarían más peso, porque con el tendido energético actualmente llevan el tendido de fibra de un operador de TV paga local.

Desde la empresa reclamaron al Deliberante, porque también se le está negando a las escuelas de la localidad a participar del Proyecto Educar, del que ISP Group es integrante y mediante el cual se les está dando internet de 100 megas a la comunidad educativa.

Cabe recordar que la pyme está brindando el servicio desde hace más de una década en 29 localidades de la provincia de Río Negro, además es conocido en toda la región porque en 2018 permitió que todos los que circulan por la ruta nacional 250 entre Río Colorado y Conesa, como por la ruta nacional 23, pudieran conectarse gratuitamente a internet vía wifi en las “paradas SOS”. Fue una iniciativa propia que, luego, se pudo concretar a partir de un acuerdo del privado con Arsat.

En contacto con “Río Negro”, el directivo de la empresa, Alejandro Kriger, señaló que “la negativa arbitraria de la CEARC es solo con fines de desalentar la competencia que a fin de cuentas perjudica a los habitantes de Río Colorado, buscando monopolizar el servicio”. Agregando que el impedimento dentro de la provincia lo tienen solamente en Río Colorado.

“El sistema que estamos brindando en esta localidad ya no tiene más capacidad y agregar equipos inalámbricos resulta muy caro para el cliente. Y para las zonas de chacras o sectores más alejado del radio urbano tendríamos que instalar equipos que cuestan en dólares y cobrarles por un servicio de baja calidad”, comentó Kriger.

El presidente del Concejo de Administración de la CEARC, Raúl Ricciardulli, confirmó que pusieron en marcha un antiguo proyecto de brindar internet a los usuarios de la localidad, que comenzaron a buscar los permisos correspondientes y las financiaciones que permitan afrontar la millonaria inversión.

También reafirmó que los postes no podrán soportar más cargas, “que si se le agrega más peso pondrán en riesgo el servicio”.

Por su parte desde ISP Grup rechazaron esas afirmaciones porque existen estudios que permitirán echar por tierra la información, además señalan que la CEARC no cuenta con las licencias correspondientes en ENACOM (Ente Nacional de Comunicaciones).

"El problema de acceso a postes es realmente grave, ya que frena las inversiones de cooperativas y Pymes que están dispuestas a desplegar redes de fibra óptica en distintas localidades del interior del país", aseguró Ariel Graizer, presidente de la Cámara Argentina de Internet (CABASE), y agregó: "Esto incide sobre los niveles de penetración de Internet a nivel nacional y afecta directamente a los usuarios que podrían acceder a un servicio de mayor calidad y con mejores precios".


Comentarios


Un conflicto impide la ampliación del servicio de internet en Río Colorado