Un consejo para embarazadas con sida

El riesgo de que el niño nazca enfermo baja a un 2% si la mujer hace el tratamiento



VIEDMA – La detección del HIV en la mujer embarazada es uno de los ejes de la campaña contra el sida en Río Negro. Si una futura mamá portadora del virus se mantiene en tratamiento durante la gestación, las posibilidades de riesgo de que su bebé nazca enfermo se reduce a un dos por ciento.

El año pasado se realizaron en Río Negro 3.000 análisis en embarazadas, de las cuales sólo siete resultaron positivas. Cuatro de esos bebés ya han nacido y se esperan los otros tres. Todos los recién nacidos están bien. Ahora hay que esperar que cumplan el sexto mes para definir se han negativizado el virus. Hasta el momento todo indica que será así en cada uno de los casos, en base a la evolución de los niños.

La directora de Epidemiología del Consejo Provincial de Salud Pública, María Sciulli, explicó que los bebés nacen con el virus porque tienen los anticuerpos que le pasó la mamá pero a partir del cuarto u octavo mes de vida empiezan a elaborar los propios y es en ese momento de su crecimiento que se observa si desaparecen las bandas proteicas del virus, es decir, si comienza a negativizarse. El seguimiento clínico y el desarrollo del bebé va orientando al profesional como para estimar que no será un infectado.

Con la intención de que los hijos de mujeres portadoras nazcan sanos se ha puesto el énfasis en la concientización de la importancia del análisis en las mujeres embarazadas. Pero al mismo tiempo se trabaja con el personal hospitalario, sobre todo, aquel que se desempeña en las áreas ginecológicas.

Salud Pública garantiza en forma gratuita y en toda la provincia el análisis del HIV y el tratamiento durante la gestación, en el momento del parto y hasta el primer mes de vida del bebé, en el caso que el resultado sea positivo para una embarazada.

En los primeros días de este mes se realizó un recorrido por los hospitales rionegrino con la intención de realizar un diagnóstico de situación en cada lugar y promover acciones concretas y puntuales respecto de la prevención perinatal en la trasmisión del HIV, virus agente causal del sida.

La recomendación que se promueve desde Salud Pública para las embarazadas es que se sometan a la prueba, decisión que no es fácil adoptar. Por ello se han realizado una serie de talleres de capacitación con el personal hospitalario de la provincia a los efectos que estén en condiciones de participar en lo que se denomina consejería o asesoramiento, a través de lo cual se brinda toda la información a la mujer embarazada que la ilustre adecuadamente sobre las ventajas y desventajas de hacerse el HIV. Con esta metodología se abre una etapa de reflexión desde lo individual y en protección a la futura vida que se está gestando. Hoy desde lo científico existen respuestas satisfactorias y eficaces para ofrecer, como lo es el elevado porcentaje de que los bebés negativicen el virus si sus madres se someten a un tratamiento durante el embarazo.

Sciulli destacó la importancia de capacitar al personal hospitalario que es quien tiene el contacto directo con las embarazadas que suelen tener resistencias para someterse al análisis en un primer intento. Se debe estar preparado para saber esperar, respetar las decisiones e intentar en una nueva oportunidad.

No obstante, aclaró que cualquier análisis que se realiza la mujer embarazada debe tener el consentimiento de la paciente, previa información y educación al respecto. La mujer debe dar por escrito su conformidad de someterse a la prueba.


Comentarios


Un consejo para embarazadas con sida