Un debate muy medido en Alemania



BERLíN.- La canciller Angela Merkel y su principal rival en los comicios del 27 de septiembre, el ministro de Exteriores Frank-Walter Steinmeier, hicieron hincapié ayer en las diferencias de sus partidos pero mostraron consenso en los grandes temas durante el único debate televisivo, que terminó sin un claro vencedor.

En el duelo, de 90 minutos de duración y emitido en la hora de mayor audiencia en cuatro cadenas del país, imperó en todo momento un tono moderado y civilizado, no hubo ataque personal ni enfrentamiento directo.

Los puntos en los que ambos candidatos demostraron diferencias marcadas fueron en los campos de la salud, el sistema impositivo, los salarios mínimos, la limitación de las retribuciones de los ejecutivos y el futuro de la energía nuclear.

Así, para el candidato del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), que se mostró mucho más convincente de lo esperado por los analistas, es "ilusorio" pensar que, como defiende la líder de la Unión Cristiano Demócrata, en Alemania puedan reducirse los impuestos en los próximos años.

En cuanto al tema nuclear, Merkel vovió a defender la prolongación del trabajo de las centrales más allá de 2020 y hasta que las energías renovables sean rentables y seguras, mientras que Steinmeier rechazó de pleno una vez más esa opción. Por el contrario, ambos se manifestaron de acuerdo en otros temas, como en la necesidad de seguir concentrando los esfuerzos en la lucha contra la crisis, en endurecer las normativas internacionales que garantizan la transparencia de los mercados financieros, en el fomento de la creación de empleo y el crecimiento económico. (AFP)


Comentarios


Un debate muy medido en Alemania