Un día distinto para Pilquiniyeu del Limay

Tres meses atrás se pusieron en contacto con docentes del lugar.

1
#

José Mellado

2
#

Cerca de una tonelada de mercaderías llevaron hasta Pilquiniyeu del Medio. Los chicos pudieron subir a los cuatriciclos de los visitantes.

PILQUINIYEU DEL LIMAY- Las agujas del reloj se acercaban a las 14:30 del lunes. El sol brillaba con todo su esplendor y una brisa del oeste movía la vegetación típica en los alrededores del inhóspito Pilquiniyeu del Limay. Desde hacía varias horas, la comunidad expectante aguardaba la llegada de los visitantes: competidores del Círculo Rally Team, integrado por policías federales del barrio de Villa Crespo de la Capital Federal, quienes llegaban con una importante donación.

A lo lejos, la polvareda dejaba entrever las siluetas de los vehículos que se acercaban descendiendo por un camino zigzagueante desde lo más alto de la meseta, a unos 1.400 metros sobre el nivel del mar, hasta el cañadón donde se levanta el caserío, a unos 12 kilómetros de distancia del río Limay, en el noroeste de la Región Sur rionegrina.

Montados a caballos, a pié o en las “cajas” de las pick up un nutrido grupo de vecinos se había adelantado para darles la bienvenida. Estos nuevos amigos traían regalos, buena onda y muchas ganas de compartir y ayudar a los pobladores a conseguir energía eléctrica para la aldea. Un gran cartel con la inscripción “Escuela Hogar 120 Pilquiniyeu del Limay”, encabezaba la caravana. A ambos lados del camino flameaban banderas argentinas y de los pueblos originarios.

Luego de recorrer más de 1.600 kilómetros y de enfrentar varios inconvenientes, la caravana ingresó a la aldea encabezada por dos cuatriciclos de competición y la emoción embargó a lugareños y visitantes.

Contacto por internet

Hace tres meses los docentes y niños de la escuela entablaron relación vía Internet y ahora había llegado el momento de conocerse personalmente. Por eso, las lagrimas comenzaron a fluir cuando Santiago Ferrarazzo, Diego Roth, Oscar Snarski, se bajaron de los “cuatri” y comenzaron a saludar a cada unos de los vecinos y alumnos y docentes de la escuela que esperaban ansiosos y en fila para darles un beso de bienvenida.

Los policías se fundieron en un interminable abrazo con Mario Vedia, el director de la escuela y con Ailén Celebrino, la docente que se metió en la página web de Círculo Rally Team cuando comenzó a gestarse esta cruzada solidaria.

En el patio de la escuela otros docentes ultimaban detalles para el sencillo y familiar acto de bienvenida. Desde el lugar, se podía divisar el humo y oler el aroma a carne asada que brotaba desde “el bajo”, un desnivel del terreno rodeado por grandes sauces regados por un pequeño curso de agua. Corderos, chivitos y costillares de vaca se cocinaban lentamente a las llamas y más tarde serían “devorados” por la muchedumbre.

“No se trata de una donación, sino de estar con estos chicos y con esta gente que nos recibió tan bien. Nutrirnos ellos de nosotros y ellos de nosotros” sostuvo visiblemente emocionado, Ferrarazzo, mientras su jefe depositaba sobre una mesa una estatua de la Virgen de Luján: “Nos acompaña siempre y queremos que los acompañe también a ustedes” señaló, en su discurso el policía de mayor rango.

Antes del almuerzo, chicos y grandes disfrutaron de un paseo en cuatriciclo y se deleitaron con las riesgosas maniobras realizadas por Oscar Snarski, el piloto más osado.

Cuando faltaban algunos minutos para las 17, ayudados por los niños, los visitantes comenzaron a bajar cerca de una tonelada de mercadería que transportaron en una gran combi.

Ropa de cama y de abrigo, pintura, herramientas para trabajar la tierra y eléctricas, medicamentos, alimentos no perecederos, un televisor de 29 pulgadas y un metegol que inmediatamente fue armado para que los niños comenzaran a jugar, fueron algunos de los regalos.

Cuando el sol comenzó a esconderse detrás de los grandes cerros, la música se hizo presente. La fiesta se prolongó hasta altas horas de la noche, marcando una jornada inolvidable para los lugareños y visitantes. “Seguro que vamos a volver y vamos a ayudar a concretar el sueño de la luz. Se hizo un vínculo muy fuerte y queremos apadrinar esta escuela” prometió Diego Roth.

josé mellado

jmellado@rionegro.com.ar


Comentarios


Un día distinto para Pilquiniyeu del Limay