Un día ideal para recobrar el placer de la amistad

Hoy se celebra el Día del Amigo, un invento argentino que ya tiene 30 años y que en la región ha alcanzado una trascendencia muy peculiar. El mate compartido, un asado, una larga charla en el café son algunos de los modos en que muchos "compinches" se encontrarán para pasarla bien o contarse sus "cuitas". En todos los casos, un remedio contra la soledad.



ROCA (AR) - Tal vez Neil Armstrong nunca se imaginó que el poner su primer pie en la Luna serviría de inspiración para que todos los 20 de julio se celebre el Día Internacional del Amigo. Tampoco imaginó el astronauta que ese día sería un invento argentino y que 30 años después de aquella osadía de la Apolo XI en el espacio, en Argentina hoy muchos se juntarán con amigos para no pensar en la crisis del país.

No son pocos los testimonios y los diferentes conceptos que hay de la amistad, más en estos momentos donde la desocupación y las malas noticias parecen incentivar a escapar del "hiperrealismo" diario para abrigarnos en el calor de los amigos.

Marcela de 34 años de Roca, es oficinista. Ya pasó por la etapa adolescente, de la amistad eterna, de la cultura de las bandas, de los compañeros del colegio "para siempre". "Creo que ese día no existe", dice a secas. "Sí creo en la amistad. Personalmente tengo pocos amigos, los que más tienen son los hipócritas, siempre están rodeados de gente", remata despreocupada.

En otro lugar, la contracara de la vida diaria de los mayores, jubilados algunos, pasa por reunirse en los cafés. "Somos cinco o seis, los de siempre, que nos juntamos para ver fútbol, charlar. De la crisis ahora no queremos ni hablar, que el riesgo país y que lo otro... para eso está la televisión que uno se vive amargando", dice Rodolfo mientras mira el televisor del bar.

Pero también hay gente que prefirió buscar amigos en espacios donde sienten que luchan por algo en común. "Yo pertenezco a los ecoclubes y tengo muchos más amigos. Busqué este tipo de institución porque necesitaba una buena clase de amistad", dice Vanesa presidenta del ecoclub Valle Verde de Roca.

No falta también esa vieja discusión en la que se problematiza si el hombre y la mujer pueden llegar a ser amigos. De varios consultados los resultados fueron parejos: El "sí" y el "no" se dieron en un cincuenta por ciento cada uno. "Se puede tener un amigo varón pero primero hay que resolver el tema del sexo que siempre se toca en algún punto de la relación", explica María, una rubia de ojos celestes.

Vivir en soledad es otro síntoma de crisis. Un psicólogo de Roca asegura que el 80 por ciento de las personas que asisten a las terapias y que presentan algún tipo de patología se debe a "problemas de soledad". Mucha gente manifiesta sentirse sola. Es el caso de Alejandra de 30 años, que trabaja en la administración pública. "No sé si voy a pasar este día con alguien, tengo una sola amiga y está lejos. Mis amigos son la familia", confiesa con los ojos húmedos.

Por otra parte, la industria del entretenimiento se encargó de que la amistad tenga una solución rápida para aquellos que no quieran hacer el esfuerzo de relacionarse en la vida social. Cada vez hay más sitios de internet donde uno puede elegir a un amigo como a un vino en un supermercado. Por dar un ejemplo en el sitio www.clubamistad.ciudadfutura.com hay un motor de búsqueda de personas por edad, país, ciudad, gustos, altura, color de ojos, peso...

Un verdadero producto que en algunos casos ha llegado a buen destino. Casamientos y hacer amigos en la red, algo muy común y con resultados por estos días.

Lejos del mate y las charlas

Recorrer Roma se parece mucho a los laberintos borgianos. Uno se pierde, la mitad de la gente no es italiana, son turistas y cualquier calle mal tomada puede derivar en el caos.

Los cosmopolitas comprenden ese caos diario, físico y emocional que es el exilio. Ellos no tienen amigos, sino que "hacen patria en cualquier parte". Elio y Gonzalo son dos jóvenes de la región que viven desde hace cinco años en Roma, una geografía social donde la palabra amigo dista mucho del mate, el asado, el chiste, las conversaciones largas, la pérdida de tiempo y las cervezas de los fines de semana en la región. "Río Negro" los consultó via e-mail para que den una visión en un país donde la amistad es diferente.

"La palabra amistad, por el significado que tiene en mí, acá no existe, es un invento argentino. En este lugar las relaciones se desenvuelven en forma normal hasta que después notás la falsedad y la superficialidad de todo. He observado las amistades entre terceros, noté puñaladas por la espalda y enormes muros que no pueden derribar.", explica Elio con acento italiano.

"Extraño las charlas y los largos silencios con mis viejos amigos, mate o cerveza de por medio, meditando de la vida, las mujeres, el dinero, la política, el universo, todas esas cosas que no llegamos a comprender y de las cuales nos llenamos la boca, o los oídos y que acá están ausentes. En Argentina he aprendido el poco valor que tiene el dinero cuando estás entre amigos. Hoy brindo por ellos", agregó Gonzalo.

Un excelente remedio contra la soledad

Pablo Franco es psicólogo del área de Salud Mental del hospital de Roca. "Cuando hay crisis se empiezan a aflojar los lazos. Pero esto pasa también cuando uno toca fondo; cuando la crisis es aguda nos damos cuenta lo importante que son los lazos familiares y de la amistad", señala Franco.

-¿Se reciben muchas consultas de gente que está sola?

-El 80 % de los pacientes se presenta con cuestiones de trastornos de soledad. Parece ser que es un problema universal, más alla de las clases sociales.

-¿Psíquicamente se podría vivir sin amigos?

-No. Los ejemplos que hay de vivir solo son generalmente excepciones que van con la regla.

-Sin embargo mucha gente está sola. ¿Qué es lo que reemplaza al afecto?

-Sobreviven. Viven inmersos en la televisión, en la computadora, en la relaciones vacías, en la droga... en última instancia. Cualquier persona con quien vos hablés que está sufriendo un grave trastorno de su salud mental es porque nos ha podido superar su soledad.

-Las relaciones que se dan por internet, ¿son saludables?

-En justa medida. Lo peligroso es la adicción, a veces se transforma en una arma de doble filo.


Comentarios


Un día ideal para recobrar el placer de la amistad