Un docente travesti desató la polémica en Ushuaia

Los directivos lo respaldan porque su trabajo en el aula es "irreprochable". Melina, como elige llamarse, aseguró ayer que no se siente "un fenómeno ni un caso para debatir". DASDAS



#

La EPET 1, de Ushuaia, uno de los tres colegios en los que dicta clases Melina Gutiérrez.

El caso de un docente de historia de tres colegios secundarios de la ciudad de Ushuaia que nació hombre pero se siente mujer y viste como tal generó polémica en todo el país.

Si bien los padres de los alumnos no se mostraron disconformes con el nivel educativo del docente, que se identifica con el nombre de Melina Gutiérrez y tiene 27 años, algunos manifestaron que hubieran preferido enterarse por canales oficiales, y no "por los medios".

El tema salió a la luz cuando el rector de la EPET 1, Guido Genovese, admitió que en esta escuela, uno de los docentes es travesti. El pasado 16 de agosto, Gutiérrez, por concurso, ganó tres horas cátedra de Historia. Ante los cuestionamientos de algunos padres, los directivos remarcaron que el docente "tiene título, puntaje y meritación" y que dando clases, "es irreprochable".

De todos modos, algunos padres anunciaron ayer que lo denunciarán por 'falsedad de identidad'. "El maestro figura en la escuela con nombre masculino y él se presenta con indumentaria femenina. Hasta tanto el juez no diga la contrario, este hombre está falseando su identidad", dijo Juan Carlos Albarengo, padre de uno de los alumnos del colegio.

Además, anunció que presentará una denuncia para que un juez se involucre en el caso, y comentó que este sábado se reunirá con otros padres para "estudiar el tema. Queremos garantizar la protección de los derechos de los niños sin discriminar ni lesionar el derecho a trabajar" del docente, matizó.

El tema provocó un gran debate en todo el país y Gutiérrez trató de frenar la polémica ayer al hablar en una radio fueguina. Allí expresó que su condición "nunca ocasionó inconvenientes" en los colegios donde dictó clases.

"No me siento un fenómeno ni un caso para debatir", dijo y confesó que luego de que se conociera su caso se sintió "desbordada" por el acoso de la prensa nacional y provincial, y mostró su reticencia a exponerse públicamente porque no se siente "un fenómeno extraordinario".

Gutiérrez también aseguró que las autoridades escolares le pidieron que se identificara "con su nombre verdadero ante los alumnos" y que se trató apenas de "ese comentario, no pasó más que eso", y agregó que nunca le llamaron la atención. "Acá no se discute si yo puedo seguir siendo docente", afirmó, con sorpresa porque no imaginó que "se iba a armar semejante escándalo".

 

Evitar la polémica

 

Ante una consulta de Télam, las autoridades educativas provinciales rehusaron referirse al tema. Funcionarios del área señalaron

que la ministra de Educación, María Isabel Cabrera, y el secretario de la cartera, Gabriel Ferrario, "no quieren que esta situación se convierta en una polémica, por lo que no van a referirse al tema".

Quien sí habló fue la gobernadora electa Fabiana Ríos. Advirtió que "las cuestiones de orientación o identidad sexual no afectan de ningún modo la función docente". En diálogo con DyN, Ríos recalcó que en el plano docente "debe prevalecer la capacidad, el mérito y el desempeño en la función. En este caso, por las opiniones que recibí, su labor es por demás satisfactoria". (Télam-DyN)


Comentarios


Un docente travesti desató la polémica en Ushuaia