Logo Rio Negro

Un duro golpe para una economía estancada

Pero devastó la zona menos desarrollada.





WASHINGTON.– El sismo y tsunami que azotaron a Japón preocuparon ayer al resto del mundo, ya que le infligieron serios daños a su frágil economía, al menos en el corto plazo. La economía nipona es la tercera del mundo (acaba de ser desplazada del segundo lugar por China) y en un contexto de incierta recuperación global podría ser otro revés para los inversores, que ayer lo reflejaron con caídas en las principales bolsas. Debido al sismo, numerosas multinacionales pararon la producción en sus fábricas, surgieron incendios y hubo que desalojar a los trabajadores de sus instalaciones. Además el tránsito quedó congestionado en las calles, los trenes pararon su marcha, los vuelos quedaron varados y el servicio telefónico quedó interrumpido o suspendido. Una evaluación de las secuelas económicas totales era imposible en las horas posteriores al temblor de magnitud 8,9, el más potente que haya sacudido la región en casi 1.200 años y al posterior Tsunami que devastó zonas costeras. Empresas estadounidenses como DuPont y Procter & Gamble dijeron que los problemas de comunicación les dificultaban palpar las repercusiones del desastre en sus operaciones en Japón. Sin embargo, los daños a la economía de Japón fueron menos severos de lo que pudieron haber ocurrido. La región devastada en la costa noreste es mucho menos desarrollada que la zona metropolitana de Tokio. Japón es la tercera mayor economía del mundo después de Estados Unidos y China. “Habría sido inimaginable si una situación similar hubiera ocurrido en la bahía de Tokio’’, dijo Michael Smitka, economista especializado en Japón en la Universidad de Washington y Lee. La economía japonesa ha estado estancada durante más de un decenio. Se contrajo a un ritmo de 1,3% en el último trimestre de 2010. Las automotrices japoneses como Toyota –la más grande del mundo– y Nissan, pararon su producción en plantas ubicadas en zonas que azotó el sismo. “Habrá pérdidas durante un par de meses debido a las interrupciones en la cadena de suministro’’, afirmó Smitka. David Applegate, asesor en el Servicio Geológico de Estados unidos, dijo que el sismo causó además daños estructurales por decenas de miles de millones de dólares en Japón. La consultora británica Capital Economic estimó que el terremoto se produce “en el peor momento” para la economía japonesa y podría precipitar una crisis presupuestaria, en un momento en que las finanzas del país están ya en mal estado. Los analistas estimaron que era demasiado pronto para cifrar las consecuencias de la catástrofe, y que el impacto humano primaba sobre los aspectos financieros, pero subrayaron sin embargo que las consecuencias para las finanzas públicas japonesas podrían ser “considerables”. Según los primeros datos disponibles, Capital Economics estima que el sismo debería provocar menos destrucciones que el de Kobe en 1995, que causó más de 6.000 muertos y daños estimados en unos 100.000 millones de dólares. El informe subraya que el impacto económico de las catástrofes naturales resultan ser menos altos al final que lo que se anticipa de entrada. Por otro lado, el sismo y el tsunami provocaron ayer una caída del índice bursátil Nikkei del 1.72% y arrastró al resto de los mercados asiáticos, mientras que las bolsas neoyorquinas, tras un comienzo en extremo volátil, cerraron la jornada con subas atadas a la recuperación del petróleo. (AP, AFP, Télam)

Según las primeras estimaciones, la reconstrucción del país podría costar u$s 100.000 millones. Así quedó el aeropuerto de Sendai.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Un duro golpe para una economía estancada