Un eclipse con muchas supersticiones



Se verá principalmente en países africanos. Hoy Marte estará más cerca de la Tierra.

Tres fenómenos astronómicos infrecuentes se producirán en un mismo día mañana, en una coincidencia que apenas podrá ser apreciada desde la Argentina.

Es que hoy, 21 de junio, en un mismo día, el planeta Marte estará lo más cerca que puede estar de la Tierra, habrá un eclipse de sol y, para completar, será el día más corto del año, por ser el comienzo del invierno.

El más infrecuente de los tres fenómenos es la cercanía inusual de Marte con nuestro planeta: claro que lo de "cercanía" se debe entender en términos astronómicos, porque esa pequeña distancia será de unos 67 millones de kilómetros.

Así, el conocido como "planeta rojo" aparecerá durante varios días como la "estrella" más brillante del cielo, aunque no sea una estrella propiamente dicha.

Según explicó el director del Observatorio Astronómico de Parque Centenario, Alejandro Blain, "se lo verá en el cielo muy cercano a la estrella Antares, la más brillante de la constelación de Escorpio". Blain aseguró en un parte de prensa que Antares y Ares (el nombre griego de Marte, dios de la guerra) mantienen "una antigua rivalidad", ya que "luchan por ver quién es el astro más rojizo de todos los cielos".

Por unos días, esa lucha digna de dioses del Olimpo coronará a Ares/Marte como su vencedor (la última vez que había estado tan cerca de la Tierra fue en 1988, según se informó).

El segundo de los fenómenos que coincidirán hoy ante los ojos de los observadores argentinos será un eclipse de sol sólo para madrugadores que, de todas maneras, no podrá ser disfrutado a pleno, pues su fase más interesante ocurrirá antes de que el astro rey haga amanecer sobre gran parte del país.

Miles de turistas se han desplazado a Africa austral para ser testigos del primer eclipse total de sol del tercer milenio, que los pobladores más supersticiosos temen que desencadene guerras, epidemias y hambrunas.

En Africa, el fenómeno se verá en una franja de 150 kilómetros de anchura y que atraviesa horizontalmente esta región del hemisferio sur, donde por primera vez en tres siglos y medio coincidirá con el solsticio de invierno, el día más corto del año.

Para Peter Sibanda, reconocido curandero tradicional de Zimbabwe, "el eclipse significa que Dios nos castiga y que van a producirse problemas, desde conflictos armados y pérdidas de las cosechas hasta la aparición de nuevas enfermedades".

En la Argentina el ocultamiento del Sol casi no se apreciará, porque cuando Febo asome y amanezca el primer día del invierno en el país, el astro ya va a estar en la segunda fase de penumbra, es decir, estará por salir del cono de sombra de la Luna.

Finalmente, el tercer suceso que se conjuga en el mismo día es el más previsible de los tres: el 21 de junio de cada año es el solsticio de invierno, cuando comienza esta estación en el Hemisferio Sur, y es el día más corto del año.

En la mitad Norte del mundo, en cambio, es el día más largo, ya que allá comienza el verano. En el Hemisferio Norte faltarán 182 días para el invierno. (DyN/EFE)


Comentarios


Un eclipse con muchas supersticiones