Un escribano sumó su cuarta condena



ROCA (AR).- Un escribano roquense que está imputado por administración fraudulenta, aceptó ayer someterse a un juicio abreviado, por lo que las partes acordaron condenarlo a cuatro años de prisión. Sin embargo, y por tener otras tres sentencias dictadas en su contra, aceptó la unificación de penas en siete años y cuatro meses de prisión.

Se trata del escribano Reynaldo Martínez, quien el dos de febrero próximo, cuando los jueces de la Cámara Tercera del Crimen lean la sentencia, sumará su cuarta condena por una causa de este tipo.

En esta ocasión, Martínez llegó a juicio junto a Mauricio Fernández, ex gerente de la sucursal roquense del banco Quilmes, quien no aceptó la posibilidad del juicio abreviado, por lo que la acusación en su contra será tratada en un juicio oral y público cuya fecha de inicio aún no fue determinada.

Martínez y Fernández están acusados por un hecho ocurrido en diciembre del '98 cuando un matrimonio sacó un crédito en el banco Quilmes. La intención de la pareja era comprar una vivienda en esta ciudad, que tenía una hipoteca.

Según la acusación fiscal, una vez que el matrimonio obtuvo el crédito, Fernández los habría convencido de que el levantamiento de la hipoteca, en la sucursal local del banco Francés, la realizara Martínez y no el escribano que ellos ya tenían elegido.

El escribano retiró el total del préstamo bancario obtenido, alrededor de 95.000 dólares, aunque la hipoteca de la vivienda nunca fue pagada.

Tras aceptar su responsabilidad en el juicio abreviado, y a pesar del monto de la pena unificada, Martínez no irá a prisión, por tener más de 70 años y de esta manera cumplir prisión domiciliaria.


Comentarios


Un escribano sumó su cuarta condena