Un festival de fierros para Vaca Muerta

el sector metalmecánico mostró en el duam qué tiene para ofrecer a la producción no convencional



#

Matías Subat

mundo pyme

pablo lupano

Metalexpo, la más importante exposición de la industria metalmecánica, se realizó por primera vez en la Patagonia, en el Espacio Duam de la ciudad de Neuquén. Más de 130 empresas de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza, más algunas firmas locales, exhibieron sus productos con un firme objetivo: subirse al boom de Vaca Muerta. Se estima en casi 5.000 los visitantes que acudieron a la muestra, a pesar de los inconvenientes generados por la inesperada erupción del volcán Calbuco. Martín García, gerente general de la editora Edigar y responsable de la organización de la muestra, señaló que la elección de Neuquén se debió a que es el portal de la Patagonia pero, sobre todo, a que “hoy es el centro del desarrollo de los hidrocarburos”. Indicó que las empresas metalúrgicas tienen “enormes expectativas en el crecimiento del sector que provee a la industria petrolera”. “En el desarrollo de un pozo petrolífero o gasífero el 90% de las piezas son fierros, por eso los expositores llegaron con la última tecnología. No se trata de maquetas o folletos, acá están las máquinas en funcionamiento para que las empresas de aquí puedan actualizarse”, explicó. El objetivo no es sólo la venta, sino sondear la posibilidad de instalarse en la zona o asociarse con firmas locales. La feria tiene este año como novedad un anexo dedicado a empresas proveedoras de equipos para el petróleo, nucleadas en la Cámara Argentina de Proveedoras de la Industria Petro-Energética (Capipe). Para ello se instalaron dos globas adicionales. “Nos llamaron porque no querían perderse esta oportunidad y nos pareció una buena idea”, comentó García. “Hay equipos chicos y medianos que se producen en el país, pero cierto rango de maquinarias son importadas; no creo que puedan hacerse aquí por su complejidad y costo”, indicó el directivo y explicó que, por el difícil acceso al crédito, casi todos los fabricantes “tienen su propia línea de financiamiento”. Con inversiones estimadas en 7.000 millones de dólares para este año, todos quieren aprovechar el boom de Vaca Muerta. “Es una gran atracción, incluso con la baja en la cotización del crudo de los últimos meses. Y a diferencia de otras épocas, cuando hubo un auge de extracción y luego quedaron ciudades desiertas, esta vez se está acompañando con un desarrollo de la industria local”, remarcó. Como ocurre en toda la cadena de valor de la industria hidrocarburífera, la falta de mano de obra especializada es un problema para las empresas metalmecánicas. “En los 90 casi desaparecieron las escuelas técnicas y, si bien ahora hay una recuperación, falta mucho todavía. Los torneros o soldadores son todas personas grandes, por eso destinamos un stand para el Colegio San José Obrero, que hace una excelente labor con los chicos, sobre todo con los de más bajos recursos”, señaló.

Las máquinas pudieron verse in situ. Hubo stands de firmas grandes y también pequeñas.


Comentarios


Un festival de fierros para Vaca Muerta