Un gobierno colegiado de la "vieja guardia" asumió en Cuba

Raúl Castro abre un estilo menos personalista y con cautas reformas

#

Los expertos vieron la elección de antiguos miembros del PC en la cúpula del poder como una señal de freno a los cambios.

LA HABANA (AFP) - Raúl Castro inició ayer en Cuba el gobierno de la era post-Fidel, apoyado por los militares, pero con la vieja guardia de la línea comunista moderó las expectativas en torno de cambios reclamados por la población. Cuarenta y nueve años después de llegar al poder y luego de 19 meses de enfermedad, el máximo líder cubano dejó el mando de la isla a su hermano Raúl, electo el domingo como presidente de Cuba para los próximos 5 años.

Raúl Castro, quien acaba de asumir la presidencia de Cuba, tendrá el martes su primera prueba de fuego en política exterior, al recibir al "dos" del Vaticano, Tarcisio Bertone, luego de que la Iglesia le instara a hacer reformas graduales, pero con decisión.Los obispos cubanos dieron "un voto de confianza" a Castro, en sus objetivos de paz y en la aplicación de cambios "en bienestar del pueblo cubano".

La elección de Raúl Castro era dada por segura, pero sorprendió ampliamente la del número dos, José Ramón Machado Ventura, dirigente histórico de 77 años, cuando todos esperaban que fuera electo en ese puesto Carlos Lage (56), la cara de la renovación. "Sangre joven e ideas frescas es lo que necesita este país", se lamentó Xiomara Castellanos, una jubilada de 67 años, que siguió por televisión lo que dijo el nuevo presidente.

En su discurso, Raúl, de 76 años, dejó claro el lugar del hermano en su gobierno. "Fidel está ahí", afirmó al Parlamento, tras pedir autorización para consultarlo en decisiones "de especial trascendencia para el futuro de la nación". Fidel, pese al retiro, conserva el estratégico cargo de primer secretario del Partido Comunista (PCC).

Para algunos analistas la conformación del nuevo gobierno fue pensada por Castro, que días atrás descartó cualquier "cambio" en el sistema político, tras la elección de Raúl. "Se esperaba un escenario de cambio que no se produjo. Hay muchos generales en cargos importantes, y antiguas figuras, algunas poco conocidas, pero que no representan una renovación", opinó Marifeli Pérez-Stable, de la Universidad Internacional de la Florida.


Comentarios


Un gobierno colegiado de la «vieja guardia» asumió en Cuba