Un golpe de tensión dañó electrodomésticos y causó un incendio

El desperfecto se produjo a lo largo de dos cuadras de la calle San Vicente, en Viedma. Edersa se hará cargo de las roturas



VIEDMA (AV)- La empresa Edersa y la defensoría del Pueblo recibieron ayer denuncias de una treintena de vecinos de esta capital, quienes resultaron damnificados porque sus aparatos electrodomésticos fueron averiados debido a una fuerte descarga eléctrica.

Una vivienda quedó virtualmente destruida al desatarse un incendio cuando estalló el televisor, y la familia salvó milagrosamente su vida porque en esos momentos no estaban en la casa.

El desperfecto afectó a los frentistas de dos cuadras de la calle San Vicente -del barrio Sargento Cabral-, por lo que la distribuidora energética se comprometió a reparar los artefactos o bien restituirlos en caso de destrucción total.

Incluso a los moradores de la casa incendiada en San Vicente 604 durante la madrugada del domingo, se les ofreció trasladarse a un hotel hasta tanto se puedan efectuar las reparaciones.

Allí, el dueño de casa, Nicanor Suárez, denunció que además del aparato de televisión quedaron inutilizados un minicomponente, un ventilador de techo y se produjo fuego que afectó a toda la vivienda.

Su mujer – “Rulo” como le llaman- ayer estaba desconsolada. “Fuimos a hacer las gestiones ante la empresa, y lo primero que nos piden es la factura de luz. Se imagina que con todo este lío, y todos los documentos inutilizados, como para encontrar la boleta estamos”, se quejó.

Pese al ofrecimiento de ir a un hotel, el matrimonio se arregla con una habitación inconclusa que está ubicada en el patio de su casa.

Al reventar el televisor y estallar en llamas comenzó a quemarse el líving. Afortunadamente, ellos habían salido a pasear en el momento en que ocurrió el percance.

Justo en ese instante, su sobrino Carlos que llegaba de pescar vio las llamas y salió corriendo a sofocarlas. Más tarde, los bomberos terminaron de extinguir las llamas.

Otra de las damnificadas, Rebeca Pajón, explicó que hicieron ante la empresa una presentación “general e individual, y se nos dijo que los artefactos serán verificados, los que sean posibles de arreglar irán a reparación, y los demás se verá la forma en que se los devuelve”.

La empresa no quiso dar explicaciones oficiales porque según alegaron los directivos no estaban autorizados a hablar. Fuentes de la firma señalaron que se trató de un “problema técnico en un conector de baja potencia”.

Sin embargo, los operarios le habrían reconocido a los vecinos que el desperfecto se produjo cuando al parecer equivocadamente se transmitieron 380 voltios -de una línea de trifásica- a la línea de 220 voltios.


Comentarios


Un golpe de tensión dañó electrodomésticos y causó un incendio