Un golpe político





La creación de las «Juntas de Buen Gobierno» en 30 municipios de Chiapas (sureste) controlados por la guerrilla zapatista, podría ser el inicio de la largamente esperada autonomía indígena que cambiaría de tajo las formas políticas de México, dijeron analistas.

Es «una novedosa manera de participar en los asuntos cotidianos, una nueva forma de hacer política» dijo el analista Jorge Alonso, académico del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social. «De hecho (los zapatistas) están haciendo una reforma político-social al interior de estos municipios «, agregó El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) proclamará el fin de semana el autogobierno de una treintena de municipios, iniciativa que ha sido denominada como «el nacimiento de los caracoles», en referencia a una vieja leyenda maya, según el portavoz guerrillero, el subcomandante Marcos.

Los caracoles «serán observados por las comunidades que no son zapatistas, en especial las poblaciones indígenas que apoyan la demanda de autonomía, que son al menos el 10% de la población» de 104 millones de México, afirmó Jorge Alonso.

Al posicionarse nuevamente en la opinión pública, tras meses de silencio, el EZLN y su portavoz, Marcos, revitalizan la democratización de este país, según analistas. «A muchos ya se les había olvidado que los indígenas quieren ser mexicanos sin perder sus costumbres», por lo que la autonomía de los 'caracoles' se sitúa «como el ejemplo a seguir para otros grupos, incluso para campesinos no necesariamente indígenas», agregó Alonso.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Un golpe político