Un gran Lauro

Germán lanzó la bala 20,4 metros y quedo séptimo.



#

AP

Atletismo

Germán Lauro logró ayer la mejor actuación de un argentino en la historia de los Mundiales de atletismo al terminar séptimo en lanzamiento de bala. El de Trenque Lauquen lanzó 20,40 metros en una final que ganó el alemán David Storl con una marca de 21,73. La plata fue para el estadounidense Ryan Whiting (21,57) y el bronce para el canadiense Dylan Armstrong (21,34).

Pese a la clasificación histórica, las marcas del podio dejaron un sabor agridulce en el argentino, que si hubiera logrado superar su mejor marca, como era su plan esta temporada, podría haber peleado por una medalla.

“Estoy supercontento, pero también tengo un sabor un poco amargo por el hecho de haber tenido un año tan bueno y no haberlo podido cerrar de la mejor forma”, lamentó Lauro, que en mayo, en Doha, hizo su mejor registro personal de 21,26 metros que supuso un nuevo récord sudamericano.

Sin embargo, el lanzador se resintió de una vieja hernia en la espalda justo una semana antes de viajar a Moscú, cuando estaba entrenando en la ciudad española de León. Eso lo obligó a estar cinco días completamente parado y a realizar prácticas acotadas en Rusia para que no reapareciera el dolor.

“Se perdió mucho trabajo en la semana que no se pudo entrenar y eso se pagó hoy acá”, dijo Lauro. “Pero igual disfruté de la final. Es mejor disfrutarla de adentro y no de afuera. Además pude hacer los seis lanzamientos y seguir dentro de los mejores”, agregó.

“Hubiese estado mejor llegar en mejor forma. Pero son cosas que pasan, el deporte es así. Lo bueno de mi prueba es que todos los años tiene un Mundial. Ahora hay que enfocarse en la Copa del Mundo indoor de Polonia. Esto te da revancha”, señaló.

Lauro confesó que no sabía que su séptimo puesto era la mejor clasificación de un argentino en un Mundial de atletismo: “No lo sabía, pero lo valoro. El atletismo argentino está mejorando”.

Hasta ahora, la mejor actuación Albiceleste se remontaba a Stuttgart 1993, con el octavo puesto, en los 10.000 metros de Antonio Silio.

Lauro, sexto en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, siente que va ganándose el respeto de los mejores en su prueba. “Me estoy metiendo de a poquito. Falta todavía mucho, pero si dios quiere esperamos seguir creciendo y meternos más arriba”.

Para una medalla “falta mucho camino por recorrer y mucho por mejorar”, dijo. “Pero si seguimos por esta senda de crecimiento creo que podemos llegar a un gran nivel”.

Lauro cree que el atletismo “va creciendo de a poquito” en Argentina, donde los éxitos vienen en los últimos años exclusivamente de los lanzamientos.


Comentarios


Un gran Lauro