Un herido grave tras explotar bomba antigranizo

El artefacto estaba en un container que llegó a una empresa cipoleña. Un trabajador quiso cortarlo con una sierra y provocó el estallido.




CIPOLLETTI (AC).- La explosión de una bomba antigranizo que estaba siendo manipulada sin conocimiento de su enorme poder hirió a un hombre de gravedad, provocándole quemaduras en las manos y en el torso. Anoche -ya estabilizado- la víctima seguía internada en el hospital cipoleño.

El cohete había llegado a la empresa Zerbo, que coloca y colecta containers, en medio del cargamento de uno de ellos. Una persona, aparentemente relacionada con la empresa, y que habría estado trabajando en la separación de elementos de los contenedores, lo ubicó y supuestamente sin saber qué era, o presuponiendo que ya carecía de poder de fuego, quiso cortarlo con una sierra. Sin embargo, provocó una poderosa explosión que se sintió en amplios sectores de la zona suroeste cipoleña, alertó a los equipos de emergencia del hospital y a las fuerzas de seguridad y bomberos, hizo daños en la zona del desastre y le causó a él severas quemaduras.

Este insólito episodio tuvo lugar ayer sobre el filo de las 12 en la empresa de containers sita en la calle Estado de Israel al 100, cerca del acceso Lisandro de la Torre y la calle Tres Arroyos. "Río Negro" se acercó hasta las instalaciones de Zerbo pero no había ningún responsable para dar información.

Juntando materiales de cargas de distinta índole y procedencia se encontraba José Marimal, de 33 años, cuando halló la bomba en cuestión, obviamente sin detonar. No sabía de qué se trataba, según confiaron fuentes extraoficiales.

El artefacto mide unos 90 centímetros de largo por 18 de ancho, tiene en un extremo la punta afilada, que va hacia arriba para penetrar las nubes de granizo, y una base con aletas. Está recubierto con cartón y consta de dos cargas: la que le da velocidad de despegue, desde una especie de mortero, y la que estalla a unos 800 a 1.500 metros de altura, de acuerdo con los datos que entregó un experimen

tado chacarero.

El infortunado Marimal halló la bomba antigranizo entre la múltiple y distinta carga de uno de los containers que transporta la empresa desde muchos puntos del ejido cipoleño.

Aunque se sabe dónde estaba ese cajón metálico -y no era en zona rural- no se puede conocer cómo llegó la bomba activada a su interior, porque mucha gente busca desde distintos puntos de la ciudad a esos grandes almacenamientos residuales para deshacerse de elementos, basura y aún escombros.

Se especula que el propietario del cohete ya no lo necesitaba por considerarlo inservible o que hubiera sido lanzado, con estallido de carga de despegue, y no hubiese explotado la pólvora de ruptura de granizo, cayendo a algún lugar y siendo arrojado a un container, por lo que quedó con su enorme capacidad explosiva intacta.

Marimal lo encontró, y sin tener idea de lo peligroso del artefacto, con una sierra comenzó a trozarlo. Era inevitable entonces que al contacto con el metal de la sierra se potenciara un estallido de proporciones, hiriendo al hombre con quemaduras de pólvora y otros materiales inflamables.

Tras la conmoción en la empresa por este hecho atípico, el herido fue trasladado de inmediato al hospital Pedro Moguillansky. Allí fue atendido de urgencia con quemaduras graves, una fractura en un brazo y múltiples heridas cortantes. Anoche estaba internado en el sector de clínica médica.

La comisaría Cuarta abrió de todas formas una investigación y personal del área Criminalística tomó huellas del artefacto. Siguiendo directivas del juzgado Penal interviniente en el caso, se trata de averiguar cómo el cohete activado terminó en un container para luego actuar en consecuencia.


Comentarios


Un herido grave tras explotar bomba antigranizo