Un hombre murió apuñalado en Neuquén

Ocurrió tras una riña en la toma El Mirador. El agresor también sufrió una herida de arma blanca y debió ser hospitalizado. Intervino la policía.



Un hombre falleció luego de una riña que incluyó cortes con armas blancas y otro herido de gravedad. La policía terminó por vincular a las personas con el mismo hecho.

Todo comenzó esta madrugada en la toma El Mirador, cuando el comando radioeléctrico recibió un llamado de un vecino que denunciaba un desorden en la vía pública.

Media hora más tarde se recibió otro llamado por el cual se pide auxilio para trasladar a un hombre mayor lesionado de arma blanca en la zona del estómago. El herido, Carlos Quinteros (66), fue derivado en ambulancia al hospital Horacio Heller donde lo intervinieron quirúrgicamente. El hombre permanecía en dicho nosocomio, confiaron fuentes policiales, en estado es reservado.

Luego del segundo llamado, alrededor de las 2 de la madrugada, una comunicación telefónica advirtió a la policía de un muerto en la manzana B de la misma toma.

De inmediato los efectivos acudieron al lugar donde encontraron a Ricardo Obreque (31) muerto, tirado en el terreno lindante a su domicilio. La víctima presentaba una puñalada, bastante profunda, a la altura del tórax y su deceso se produjo debido a la cantidad de sangre que perdió.

El testimonio de la mujer que vivía con Obreque fue clave para desentrañar los hechos y reconstruir la historia.

Más información mañana en la edición impresa.


Comentarios


Un hombre murió apuñalado en Neuquén