Un hombre y su hija tenían el botín de varios robos

Sospecharon de la mujer cuando fue a vender un valioso reloj de oro. En un allanamiento les secuestraron numerosos elementos robados.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El intento de vender un reloj de oro en una joyería céntrica de esta ciudad fue el principio del fin para una joven de 19 años y su padre quienes terminaron detenidos y con su domicilio allanado, donde aparecieron numerosas joyas, discos y otros artículos robados.

La policía recibió en la noche del jueves el aviso del encargado de una joyería de la calle Rolando, quien sospechó acerca de la procedencia de un reloj de oro que le ofreció en venta Jéssica Avila.

La muchacha fue detenida poco después y lo mismo ocurrió con su padre, José Mario Avila (46 años), con quien vivía en una casa del barrio Hipódromo, en el kilómetro 12,600 de Bustillo.

Según información brindada por la comisaría 27, los presuntos ladrones tenían en su poder numerosos relojes, medallas, alhajas, discos compactos, documentos y pasaportes hurtados, cosméticos y -tal vez la pieza más llamativa del botín- un reloj de oro macizo de 33 gramos, fabricado en 1892.

La mayor parte de los elementos fueron reconocidos por Jorge Perrella, un vecino del kilómetro 13,400, quien el martes pasado denunció haber sido víctima de un robo y puso en marcha la investigación.

También había varios efectos pertenecientes a otra familia del barrio Melipal que denunció un robo en su vivienda el pasado 21 de enero, aunque quedan varios artículos que podrían asociar a los detenidos con otros delitos contra la propiedad.

Los investigadores están convencidos que Avila y su hija no son los únicos autores de los atracos referidos. Sin embargo, hasta ahora no pudieron comprobar siquiera si vivían más personas en la vivienda allanada, que ambos detenidos le alquilaban a un coronel retirado de apellido Jara.

En las dos viviendas robadas por la supuesta banda sus moradores estaban ausentes al momento de los hechos y los atracadores ingresaron tras romper el vidrio de alguna ventana.

En ambos casos también desaparecieron distintos electrodomésticos que no fueron hallados en la vivienda de Avila y que suponen el empleo de un automóvil para transportarlos.

Tanto la muchacha detenida como su padre tienen antecedentes delictivos.

Jéssica está imputada de un robo calificado cometido en El Bolsón, y José Avila tiene una causa por infracción a la ley de drogas y también figura como imputado secundario en el homicidio de Favio Almendra, quien fue degollado en en pleno Centro Cívico el pasado 7 de marzo.

Como autora de aquel delito está procesada y en prisión preventiva Elsa "Chela" Carballo, quien fue detenida en Villa Arelauquen pocas horas después del hecho. Pero poco antes y en otro punto de la ciudad también cayó Avila, quien según varios testigos había estado con "Chela" durante todo el día e incluso la acompañaba esa tarde en el Centro Cívico.

Poco después quedó en libertad, ya que no sería autor directo de la muerte de Almendra, pero siguió involucrado como partícipe secundario, según reveló la policía.


Comentarios


Un hombre y su hija tenían el botín de varios robos