Un hotel de lujo en medio del paraíso



SAN CARLOS DE BARILOCHE - El hotel Llao Llao está emplazado a 25 kilómetros del centro de la ciudad, en dirección al oeste.Enmarcado por el cerro López, los lagos Nahuel Huapi y Moreno, está en uno de los rincones más hermosos de la región.

Tiene 162 habitaciones, lo que implica unas 350 camas y capacidad para 400 pasajeros. El 45 por ciento de sus visitantes está compuesto por extranjeros y este año, pese al efecto recesivo que transita el país, logró un promedio del 65 por ciento de ocupación.

Fue diseñado por Exequiel Bustillo y construido por Parques Nacionales en 1934, organismo que lo reconstruyó íntegro luego de que sufriera un incendio devastador.

La combinación de madera y piedra le otorga un lujo singular, matizado con exquisitos detalles rústicos.

Estuvo en manos de Parques que lo clausuró y dejó decaer hasta que en 1993 fue reinaugurado por la firma Citicorp Equity Investment (CEI), que lo compró por 12 millones de dólares.

En 1997 fue transferido a la firma Inversiones y Representaciones S.A. (IRSA), de George Soros, que cedió el gerenciamiento al Alvear Palace Hotel del empresario menemista Mario Falak.

Recientemente corrió la versión de que el grupo quiere desprenderse del hotel, pero no fue confirmada oficialmente.

Según Lavallén, quienes hicieron la evaluación oficial para ingresar a la cadena "registraron todo, hasta los mínimos detalles".

En ese plan, agregó, "observaron desde cuánto demora un plato en determinado servicio, hasta lo que se da en la habitación, si hay pantuflas, en fin... muchos detalles que conforman los requisitos para ingresar a la cadena".

"Además tienen un esquema periódico de evaluación que nosotros no conocemos y por eso no podemos descuidarnos en la calidad del servicio si no queremos dejar de estar entre esos hoteles" dijo.


Comentarios


Un hotel de lujo en medio del paraíso