Un incendio puso en vilo a San Antonio Oeste

Se quemó una maderera que estaba ubicada en pleno centro de la localidad.

SAN ANTONIO OESTE - Un incendio de impresionantes dimensiones se produjo en la madrugada de ayer en los fondos de una maderera, poniendo en riesgo a varias viviendas y comercios de casi media manzana en pleno centro de esta localidad.

Por causas que hoy tratarán de establecer los bomberos voluntarios, cerca de la una de la madrugada del domingo comenzó el fuego en lo que sería un depósito al aire libre donde había una gran cantidad de madera que en pocos minutos ardió en forma impresionante y generó la preocupación de los residentes del sector céntrico ubicado sobre la calle Avellaneda al 200 y alrededores.

El frente de la maderera Cris - Mat da a la calle San Martín. Las propiedades lindantes a la parte posterior de ese comercio, donde se encontraban largos tirantes y otras maderas para la venta, corrieron serio riesgo de entrar en contacto con las llamas, lo cual fue evitado fundamentalmente por la colaboración de gran cantidad de vecinos que llegaron a ayudar llevando baldes, mangueras y con mucho esfuerzo para dar batalla al impresionante incendio que se desató en pleno centro de esta localidad.

"Hay que agradecerle y felicitar a los vecinos del pueblo, porque realmente lo que hicieron fue increíble. Si no hubiera sido por la gente que se acercó en forma inmediata y que nos dio una gran mano, no sé lo que hubiera pasado", dijo ayer poco después de las tres de la madrugada y una vez que el incendio fue controlado, Sandra Neman, quien es propietaria de la FM Libertad, de una galería de locales comerciales y de una casa velatoria, que también estuvieron muy cerca de sufrir serios daños por las llamas.

Mientras el autobomba de los bomberos atacaba las llamas desde la maderera, la gente comenzó a arrojar agua con mangueras y baldes por el garage de una de las viviendas amenazadas y desde el techo del garage de la FM Libertad. Una cadena humana pasaba mano en mano decenas de baldes con el fin de terminar con las llamas que se avivaban por acción del viento norte que corría en ese momento.

Un camión aguatero con un bomba permitió que otra línea de agua fuera arrojada desde el techo de la emisora radial hacia los fondos de la maderera y hacia los terrenos ubicados en ese sector pudiendo controlar las llamas en alrededor de una hora y medio.

Más de dos centenares de personas se autoconvocaron en las calles San Martín, Avellaneda y Belgrano, sobre los diferentes flancos que presentaba el incendio.

En tanto, en los momentos en que el fuego cobraba la mayor envergadura, en medio del nerviosismo los propietarios de los locales comerciales de la calle Avellaneda, retiraron de las cercanías sus vehículos, tanques de oxígeno y otros elementos explosivos o combustibles.

La única persona lesionada, aunque leve, fue un joven que ayudaba a combatir el fuego quien cayó desde el techo del garage de la emisora radial, por una chapa frágil que se rompió bajo su peso. Fue trasladado al hospital con suma precaución aunque sus heridas no revestían mayor gravedad.

En la tenaz lucha que se encaró contra el siniestro colaboraron también personal del BORA que se encontraba en la ciudad por las elecciones de ayer, bomberos voluntarios de Las Grutas y gran cantidad de vecinos que permitieron poner fin a las llamas, junto a los bomberos voluntarios locales.


Comentarios


Un incendio puso en vilo a San Antonio Oeste