Un informe señala la hegemonía parlamentaria en Río Negro

El monitoreo de la ADC acusó que el 68% de los proyectos aprobados tuvo origen en el Ejecutivo o el bloque oficialista

Casi el 70% de los proyectos aprobados durante 2007 por la Legislatura rionegrina fue propuesto por el Poder Ejecutivo o el bloque oficialista, lo que lleva a concluir que la oposición tiene una escasa influencia.

Así surgió de un relevamiento sobre las legislaturas de siete provincias conducido por la Asociación por los Derechos Civiles cuyas conclusiones anuales fueron elaboradas hace días en un encuentro en Trelew. El in

forme del monitoreo, que comprende al Congreso de la Nación, demuestra algunos avances, pero que en la mayoría de los cuerpos legislativos falta transparencia y acceso a la información.

En Río Negro, la cohesión del bloque oficialista, producto del ejercicio del poder del mismo partido en forma ininterrumpida durante 24 años, "hace que la atomización de la oposición sea funcional a que el gobierno pueda acordar con facilidad con algún bloque cuando necesita mayoría agravada", dijo la ADC.

Durante 2007, afirmó la Fundación Alternativa Popular Radio Encuentro, se aprobaron 103 proyectos, pero al analizar la autoría de ellos se observa que entre el Poder Ejecutivo y el bloque oficialista presentaron el 68%. Asimismo, el Poder Ejecutivo tiene la casi exclusividad de la autoría de las leyes sancionadas en los temas de presupuesto o tributarios.

Durante 2007 no se registraron votaciones nominales.

En Tierra del Fuego durante el 2007 se vivió un intenso clima electoral y una escasa actividad legislativa. La nueva Legislatura fueguina está integrada por cuatro bloques: el ARI como primera minoría, con seis bancas; el Frente para la Victoria, con cuatro; el Movimiento Popular Fueguino, con tres y el Radicalismo con dos. La Legislatura comenzó a publicar sus gastos en internet. La asunción de la primera gobernación femenina del país fue tras un sorpresivo triunfo sobre el kirchnerismo en el ballottage del 24 de junio.

En general, los referentes provinciales manifestaron que fue un año complejo desde punto de vista electoral, y la poca receptividad de los poderes legislativos en las propuestas acercadas. Si embargo, se estimó positivo el aumento de proyectos de los reglamentos internos que establecen las votaciones nominales obligatorias de los legisladores.

En la actualidad, es obligatorio el registro de los votos de cada representante en 12 jurisdicciones: La Cámara de Senadores de la Nación, Cámara de Diputados Nación, legislaturas de Tucumán, Ciudad de Buenos Aires, Cámaras de Diputados y de Senadores de Mendoza, Concejos de Rosario, de Ushuaia, Morón, Rafaela, Reconquista y de Viedma. Asimismo, son 45 los proyectos de reforma que se han presentado, y muchos de ellos esperan a ser tratados por los cuerpos respectivos.


Comentarios


Un informe señala la hegemonía parlamentaria en Río Negro