Un invierno menos crudo para La Islita de San Martín

El gas de red llegó a uno de los sectores más carenciados



#

Gentileza

Los vecinos del barrio sanmartinense coronaron un viejo sueño.

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- El invierno será menos crudo para los vecinos de uno de los sectores con familias de más precaria condición social en la ciudad, a partir de la llegada de gas natural a La Islita, en Chacra Cuatro. La empresa “Técnica IPG” procedió a realizar el empalme para que, al fin y luego de varios años de espera, llegue el gas a 35 familias del barrio. El intendente Juan Fernández, junto al secretario de Gobierno, Guillermo Carnaghi, y la subsecretaria de la delegación municipal de El Arenal, Marcela Sepúlveda; recorrieron la calle “Pil Pil abajo”, mientras los operarios realizaban las tareas de conexión. Los funcionarios dialogaron con los vecinos reunidos en el lugar. La obra fue oportunamente solicitada a la ya extinta intendente Luz Sapag por los vecinos, con el apoyo de la Junta Vecinal de Chacra 4. Viene desde el 2010 En enero de 2010, el municipio hizo un pedido de evaluación a Camuzzi Gas del Sur, para determinar la factibilidad del proyecto de extensión de la red de provisión del fluido para esa zona. La primera tentativa quedó trunca por falta de fondos, pero el proyecto se reflotó en febrero de 2011. El nuevo plan enviado por Camuzzi en marzo de 2011 finalmente fue aprobado y se está llevando a cabo. tras la etapa de solicitud de presupuestos a diversas empresas matriculadas por Camuzzi, el Concejo Deliberante, a través de una presentación de la intendencia, otorgó la autorización para efectuar una contratación directa a la empresa “Técnica IPG”. Sin embargo, un grupo de ocho viviendas quedó excluido del proyecto por cuestiones catastrales y administrativas, por lo que esas familias deberán esperar una nueva extensión de la red. Estas familias, que no podrán contar con el servicio de gas natural el próximo invierno, recibirán un refuerzo en el aporte de leña que dispone el municipio local.


Comentarios


Un invierno menos crudo para La Islita de San Martín