Un joven recibió tres puñaladas en una pelea callejera en Bariloche

El enfrentamiento se produjo en el barrio Alto. Fue herido en el tórax, un muslo y un brazo.



#

El joven, de 19 años, sufrió heridas graves y está internado en el hospital de Bariloche.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Un joven de 19 años fue internado en grave estado en el Hospital Regional, luego de recibir una puñalada en el tórax y otras dos en el brazo y muslo izquierdo, durante un enfrentamiento con individuos que todavía no fueron identificados.

La víctima es Lucio Fredes, de 19 años, quien estuvo involucrado en otras peleas y ya fue juzgado y absuelto por tentativa de homicidio, quien ayer peleó con integrantes de un grupo rival y lo hirieron de gravedad.

El episodio que investigan las autoridades de la comisaría 28 del barrio Alto se produjo entre la medianoche del domingo y los primeros minutos de ayer en cercanías del cruce de las calles Olivera y Fernández, en el barrio Omega, cuando Fredes y otro joven de apellido Antrichipay se enfrentaron con cuatro individuos hasta ahora no identificados. Al tomar conocimiento del hecho la policía solicitó una ambulancia y Fredes fue trasladado al Hospital, donde lo atendieron en forma inmediata.

No es la primera vez que Fredes y sus hermanos intervienen en peleas y resultan lesionados. El último 24 de febrero también resultó herido, pero uno de sus hermanos, de 17 años, recibió un disparo en el abdomen y debió ser hospitalizado luego de tomar parte en el enfrentamiento entre patotas que se produjo tam

bién en el barrio Omega, al sur de la ex ruta 258. Esa vez la pelea se produjo en la esquina de las calles Hermite y Rolando y resultó baleado Marcos Fredes, quien se repuso en el hospital. Con relación al suceso fueron detenidos cinco muchachos, entre mayores y menores, pero todos recuperaron su libertad algunas horas después.

Lucio fue juzgado por intentar matar a un joven que recibió un disparo de “tumbera” en la cara, pero los jueces lo absolvieron porque la víctima perdió la memoria luego del suceso y no pudo acusarlo.

Otro de sus hermanos perdió la vida en la tarde del 1 de enero de 2005, luego de ser apuñalado por un hermano de su padre, que resultó absuelto por la duda y supuesta “legítima defensa”, y un cuarto hermano recibió un disparo en la cabeza el 5 de febrero de 2005, sufrió lesiones gravísimas y se encuentra postrado de por vida, cuando acababa de cumplir una condena por homicidio, aunque con pena atenuada por tratarse de un exceso en la legítima defensa, de acuerdo con la apreciación de los jueces.


Comentarios


Un joven recibió tres puñaladas en una pelea callejera en Bariloche