Un ladrón confundió a un policía con un cliente 

Un delincuente fue atrapado, tras robar en un mercado en Las Grutas. El asaltante lo hizo salir y cuando huía, el policía de civil le disparó.Llegaron refuerzos y lo atraparon. El malhechor estaba armado.



 LAS GRUTAS (ASA).- Un sujeto fue detenido ayer luego de asaltar a punta de pistola un autoservicio ubicado en la Avenida Río Negro a la altura de la Bajada de la Rueda. Luego de dar la voz de alto y al ver que el delincuente esgrimía un arma de fuego, un policía que transitaba casualmente por el lugar, le disparó y lo hirió en el glúteo derecho.

Los hechos se produjeron poco después de las 17 de ayer, cuando un individuo de grandes anteojos negros, gorra, jeans y remera, armado con una pistola Smith and Wesson 9 milímetros, ingresó al comercio “El Super Paraná”.

Al detectar en el interior a una persona de pelo largo y vestida con ropa desgastada, le exigió con un simple gesto de cabeza que se fuera, tal vez suponiendo que el circunstancial cliente optaría por mantenerse al margen.

Jamás imaginó que bajo ese “disfraz” se escondería un integrante de la brigada de Narcóticos, quien mientras él asaltaba a la cajera, poniéndole el caño en la cabeza, llamó a la unidad local solicitando refuerzos.

El ladrón tomó alrededor de 500 pesos de la caja y algunas pertenencias de un maletín, que la joven hija del propietario del lugar -que en ese momento descansaba en su casa- le pidió que no se llevara.

Salió corriendo y tras sus pasos fue el policía de la Brigada. Dio la voz de alto pero el sujeto continuó su carrera en dirección a la playa. El oficial del cuerpo antinarcóticos tiró dos veces al aire y al ver que el delincuente esgrimía un arma efectuó un certero disparo que impactó en el glúteo derecho. En ese momento arribaron los uniformados en varios móviles y redujeron al malviviente.

El policía “camuflado”, en tanto, dio un breve informe a sus colegas de uniforme y cuando vio que demasiados curiosos estaban en la zona, partió para continuar su labor sin ser identificado. La joven que se encontraba atendiendo la caja del comercio relató a este medio, aún presa del nerviosismo que “el tipo agarró la caja como si fuera suya y sacó toda la plata, después tomó un maletín y yo se lo quité diciéndole que era un recuerdo. Por eso sacó lo que había adentro y me lo dio”. Sin dudas la experiencia y el temor shockearon a la menor que ayer luego del hecho intentaba ser calmada por su padre y varios vecinos.

“Es la segunda vez que nos pasa, la primera vez no estábamos cuando ingresaron”, afirmó René Delmont, propietario del lugar que llegó minutos después del asalto.

El delincuente apresado ayer sería oriundo del Alto Valle y su apellido podría ser González, aunque sus datos filiatorios todavía no habían sido confirmados en la Unidad 29.

Ayer por la tarde fue trasladado a San Antonio Oeste para recibir las curaciones en la herida de bala y mañana sería puesto a disposición del juez Jorge Bustamente de Viedma.


Comentarios


Un ladrón confundió a un policía con un cliente