Un lamentable cierre en Zapala

Más de 20 detenidos por incidentes entre hinchas de Don Bosco y San Lorenzo.



ZAPALA (AZ).- La violencia le ganó por goleada al fútbol ayer en esta ciudad. El árbitro Rubén Arrúa debió suspender el choque entre San Lorenzo y Don Bosco a los 39 minutos del complemento, por los incidentes que se registraron entre simpatizantes de ambos equipos. La policía tuvo que intervenir con gases lacrimógenos y balas de goma para separar a los más exaltados.

La mecha se encendió cuando un hincha de San Lorenzo, vestido con la camiseta de Boca, comenzó a increpar a un sector de la parcialidad local ubicada detrás de uno de los arcos. Inexplicablemente, el sujeto, que iba acompañado por un grupo reducido de su barra, comenzó a arrojar piedras con una onda.

La respuesta no tardó en llegar y se inició un duro cruce que dio paso a la intervención de los efectivos policiales. La escalada de violencia obligó a los uniformados a utilizar gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los revoltosos. Fueron detenidas 22 personas, de las cuales dos quedaron arrestadas y se les iniciaron causas por robo.

"La mayoría de la parcialidad visitante estaba alcoholizada y generaron conflictos antes de iniciar el partido" dijo el comisario Mario Rinzafri, jefe del operativo y titular de la comisaría 22 de Zapala. Reveló además que muchos de los hinchas "Santos" entraron sin pagar y no respetaron sus lugares.

Un cacheo previo al arranque del crucele permitió a la policía incautar gran cantidad de botellas de vino, cuchillos y otros elementos contundentes en los capitalinos. "El que inició el altercado está identificado como un integrante de l barra visitante que vestía una camiseta de Boca" señaló el policía.

Por su parte, los dirigentes de Don Bosco anticiparon que presentarán dos videos a la Lifune. "Les dimos todo el lateral para evitar problemas, contratamos más policías y pese a todo generaron incidentes, espero que el tribunal analice bien la situación" indicó Oscar Moreno, presidente del club zapalino.


Comentarios


Un lamentable cierre en Zapala