Un “lazo” que se estrecha





ANáLISIS

El juez Rafecas encontró en el departamento de Boudou lo que ordenó que buscaran: una prueba de la relación entre el vicepresidente y Alejandro Vandenbroele, su presunto testaferro en la adquisición de la imprenta del dinero oficial Ciccone. Boudou es investigado para saber si hizo gestiones mientras fue ministro de Economía para favorecer la entrada en la imprenta del fondo inversor The Old Fund, con Vandenbroele como director. No se trata de otra cosa que del control de un negocio millonario con fondos del Estado para la impresión de billetes . El magistrado había declarado el domingo que le resultaba “perfectamente sospechable” que Boudou hubiera efectuado la movida sobre Ciccone “para que desembarcaran allí sus amigos de la infancia”. Sólo tenía un problema: dijo en distintas entrevistas a diarios porteños que “no hay aún nada probatorio” sobre el presunto vínculo del vicepresidente de la Nación con el director de The Old Fund. Sin embargo, el juez advirtió que hay un “lazo” que “es el departamento que Boudou le alquila a (Fabián Carosso) Donatiello, amigo de Vandenbroele” y deudor del ex jefe del Palacio de Hacienda. Y hacía allí apunto sus acciones en busca de pruebas. En el allanamiento al departamento de Boudou encontraron documentación que revela que las expensas de agosto de 2011 fueron pagadas por Vandenbroele. También se descubrió que el titular de la ex Ciccone era el contacto con la administradora en temas de esa propiedad.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Un “lazo” que se estrecha