Un menor de cinco años murió electrizado en Viedma

Investigan si tocó un lavarropas o hubo fallas en las instalación



#

Archivo

El nene fue trasladado al Zatti en ambulancia, pero los esfuerzos de los médicos resultaron infructuosos.

VIEDMA (AV).- Un niño de sólo cinco años falleció ayer como consecuencia de una descarga eléctrica que sufrió en el baño de una precaria vivienda del asentamiento 30 de Marzo, ubicado a las afueras de esta capital.

El niño fue identificado por la Policía y la Justicia como Martín Peralta de cinco años.

De acuerdo con los datos preliminares que pudo relevar la Comisaría 38ª del barrio Lavalle, el accidente se registró al mediodía en el baño de la casilla ubicada al 60 de la calle 27.

En ese lugar se encontraba funcionando un lavarropas, y al parecer el niño de cinco años ingresó descalzo, pisando sobre una superficie mojada.

En ese momento, se habría producido la descarga sobre un antebrazo de la criatura. El niño fue encontrado yaciente en el piso por su propia madre, y merced a la ayuda de unos vecinos fue trasladado al contiguo centro periférico de salud del barrio Lavalle.

Sin embargo, para conseguir una mayor complejidad se lo derivó de inmediato en ambulancia al hospital Zatti. Allí, por espacio de 40 minutos se le practicaron tareas de reanimación en el área de emergencias, y al constatarse que no respondía a los estímulos, se determinó su deceso.

Mientras los médicos realizaban su tarea, se vivieron nerviosas situaciones en el nosocomio capitalino. Hacia ese lugar convergieron una serie de compañeros del padre del niño quien trabaja como obrero de la construcción, quienes trataron de contener a la familia frente a esa tensa situación.

El director del hospital, Alberto Lucio, confirmó el caso a “Río Negro” revelando que el niño fue encontrado por la madre sin saberse a ciencia cierta cuanto tiempo estuvo tirado en el piso.

Investigación policial

Luego de que se determinó el deceso, y se entregó el cuerpo a los familiares, se abrió una investigación desde la Comisaría 38ª a fin de constatar las versiones, en virtud de que el baño tenía algunos cables colgando y existirían dudas sobre si la falla se encontraba en el electrodoméstico en funcionamiento o bien la deficiencia se encontraba en las precarias instalaciones.

Para ello, se autorizó la intervención de la Brigada de Criminalística de la Policía rionegrina.

Supuestamente, en ese sector de la casa también estaba depositado un secarropas.

Tensión por graves accidentes que involucraron a niños en la región


Comentarios


Un menor de cinco años murió electrizado en Viedma