Un menor sería quien hirió a tiros a dos personas

Fue demorado tras los ataques ocurridos en Huincul. Tiene 15 años y quedó libre.



#

La moto en la que se desplazaba el joven repartidor de comidas fue recuperada tras la demora del sospechoso.

PLAZA HUINCUL (ACC).- Un menor de edad fue demorado por la Policía y luego entregado a sus padres, en la investigación que se inició por los dos hechos delictivos ocurridos el lunes por la noche en Plaza Huincul, en donde un repartidor de comidas y una vendedora de diarios fueron baleados sin motivo alguno. Además, se secuestró el ciclomotor en el que circulaba el joven del delivery que recibió dos tiros.

Después de los dos episodios registrados el lunes por la noche en el barrio Otaño de Huincul, la Policía inició una rápida investigación para dar con el presunto autor.

A partir de los testimonios que pudieron recogerse durante las primeras horas de perpetrados los ilícitos, los investigadores encontraron pistas firmes que los condujeron hacia el presunto autor de los disparos.

Tal como señaló ayer el jefe de la comisaría Sexta de Plaza Huincul, Adán Silva, “pudimos demorar a una persona y junto al ciclomotor sustraído, consideramos que la responsabilidad y autoría de los dos hechos está acreditada”.

Sin embargo, se trata de un menor de edad -15 años- quien, una vez que se le dio intervención a la Fiscalía de turno, fue entregado a sus padres, cumplimentados los trámites de rigor.

De todos modos, los investigadores continuaron con los procedimientos y concretaron una serie de allanamientos en la búsqueda de elementos que permitan aportar a la causa lo necesario para arribar a su esclarecimiento definitivo de los ataques a balazos.

Buscan el arma

 

Entre estos elementos que se buscan, está precisamente el arma utilizada para concretar los disparos que terminaron con las lesiones sufridas por los dos vecinos.

Es por esta razón, que la causa continúa en su etapa de investigación, tal como acotó el jefe policial.

En tanto, el joven de 23 años y empleado de una casa de comidas de Huincul, permanecía internado en Neuquén.

El mismo lunes por la noche, ni bien entró al hospital de Complejidad Media, los médicos determinaron que fuera trasladado hacia el “Castro Rendón” de la capital neuquina.

Allí, fue sometido a una intervención quirúrgica, y se reponía de la lesión.

El muchacho recibió dos disparos uno de ellos en el tobillo y el otro que ingresó a la altura del omóplato y provocó una lesión en el pulmón.

La víctima, en este caso, había acudido hasta una vivienda del pasaje Lanín en el barrio Otaño para entregar un pedido. Al salir de allí fue abordado por el agresor, quien además se llevó el ciclomotor Zanella 50 centímetros cúbicos, que fue recuperada.

En cuanto a la vecina, quien es una canillita que también circulaba en una moto, la lesión que recibió no registró gravedad. Este hecho se produjo en avenida Castagnous y Mariano Moreno.


Comentarios


Un menor sería quien hirió a tiros a dos personas