Un mes bajo tierra



COPIAPÓ, Chile (AFP) - Los 33 mineros que están atrapados en un yacimiento en el desierto de Atacama cumplieron un mes exacto de confinamiento ayer y muchos de ellos están “cansados” y “enojados”, según sus familiares, pero en buen estado, a juicio del psicólogo a cargo. “Ayer (sábado) estaban enojados, ya el cansancio los tiene mal, ya son muchos días”, dijo Alejandro, hermano del minero Víctor Zamora, a la AFP. No obstante, el psicólogo a cargo de su contención en el marco de las tareas de rescate, Alberto Iturra, señaló que “los mineros están bastante bien para haber pasado un mes de encierro. Son gente muy valiosa, han desarrollado competencias realmente admirables”.


Comentarios


Un mes bajo tierra