Un modelo de desarrollo injusto

La mesa ejecutiva del Foro Nacional de Agricultura Familiar (FoNAF), ente que nuclea más de 180 mil familias de productores, advirtió que el paro agropecuario "pone en evidencia la realidad de un modelo de desarrollo injusto" para el sector, y reclamó la intervención del Estado para "preservar a los más débiles".




"El modelo de desarrollo para el campo está basado en condiciones y reglas de juego que no son equitativas, a las cuales no todos los productores accedemos de igual modo, y esto lo venimos manifestando desde hace años quienes integramos este foro", señalaron los productores en un comunicado.

En consecuencia, consideraron que "el Estado nacional debe preservar a los más débiles, y crear condiciones para que haya igualdad de oportunidades en la actividad productiva y económica para quienes producen en menor escala". "Como habitualmente decimos, no se puede tratar como iguales a quienes son estructuralmente diferentes, y esto también se ve en esta medida que despertó malestar en todo el interior", indicó la FoNAF.

La entidad manifestó su preocupación por "que el sistema de retenciones sobre la exportación de granos, que podría ser un instrumento a favor de la redistribución de la riqueza, se convierta en meramente recaudatorio al no discriminar a los diferentes actores según su escala y sus sistemas productivos". Así, alertó que "se avanza irremediablemente hacia una mayor concentración económica, lo que producirá mayor expulsión de las familias del campo".

"No queremos que se siga consolidando una agricultura sin agricultores, de inversores, de especuladores y depredadores", concluyó la Federación.

DYN


Comentarios


Un modelo de desarrollo injusto