Un muerto y un herido en terrible choque

Frontal colisión entre una Land Rover y un viejo Falcon. Fue en el ingreso norte a Bariloche frente a la finca "La Ponderosa". El conductor del Ford falleció y el otro sufrió graves lesiones.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- En un violento choque ocurrido en la madrugada de ayer en la ruta 40 Norte, a unos 5 kilómetros del ingreso a la ciudad, resultaron destruidos una camioneta Land Rover Defender y un Ford Falcon de modelo antiguo, y mientras uno de los conductores perdió la vida el otro sufrió politraumatismos graves, pero su vida no corre peligro.

Las autoridades investigan las causas del accidente y la presunta responsabilidad de cada una de las víctimas, pero prefirieron mantener en reserva las circunstancias del choque hasta conocer el dictamen de los peritos.

El encontronazo se produjo a las 3:50 de ayer, a 100 metros del mojón indicador del kilómetro 2.049 de la ruta 40 norte, sobre el carril sur de circulación, frente a la finca "La Ponderosa".

De acuerdo a las primeras informaciones oficiales, la camioneta Land Rover Defender patente APM 196 que conducía Enrique Aguirre, de 40 años, quedó volcada sobre la banquina sur de la ruta, en tanto que el Ford Falcon patente WHG 745 que guiaba Segundo Salazar, de 34 años, volcó sobre la banquina norte después de la tremenda colisión. La autoridades no informaron si existían testigos independientes de la tragedia, además del conductor sobreviviente, y por esa razón no confirmaron siquiera el sentido de circulación que llevaban los vehículos y tampoco si se verificaron huellas de frenada. Los expertos de Criminalística trabajaron durante un largo rato en el escenario del hecho, y también le tomaron muestras de sangre a las víctimas, para realizar los respectivos análisis de alcoholemia. La forma en que quedaron los pesados rodados, seguramente irrecuperables, permite imaginar que ambos o al menos uno circulaba a altísima velocidad.

En apariencia, el choque ocurrió frente al ingreso a "La Ponderosa", en el centro de una recta de 300 metros, situada entre dos curvas suaves, pero por la violencia del impacto el Ford Falcon habría retrocedido varios metros, hasta volcar sobre la banquina contraria, y el Land Rover habría alcanzado a avanzar algunos metros, luego de perder su rueda delantera izquierda. Allí quedaron diseminados abundantes restos de ambos vehículos, y enormes manchas de aceite que se extendieron con el tránsito de los vehículos y podrían haber borrado las probables huellas de frenado.

Salazar se domiciliaba en una construcción de madera situada entre el corralón de materiales "Borgo" y la playa municipal donde desagotan los micros sus baños químicos. Allí estaban reunidos ayer por la mañana amigos y familiares de la víctima fatal, esperando que los forenses realizaran la autopsia y las autoridades le entregaran el cuerpo. Su esposa informó que cuando se produjo el encontronazo Salazar regresaba a su domicilio, es decir que circulaba por la ruta 40 en dirección al oeste, y esa por el momento sería la única certeza.

Toncek Arko


Comentarios


Un muerto y un herido en terrible choque