¿Un Mundial de manos o de patadas?

El viernes se inicia el mundial de rugby 2011 en Nueva Zelanda. Los especialistas mantienen un interrogante sobre el estilo que se jugará.



#

Foto: AP.-

NUEVA ZELANDA

El Mundial de Nueva Zelanda-2011, que comienza el viernes, plantea el interrogante sobre el estilo que se impondrá entre el agresivo rugby de manos que predomina en el Hemisferio Sur y el menos vistoso juego de forwards y patadas que se practica principalmente en Europa.

Los tres gigantes del Tres Naciones, los All Blacks, Australia y Sudáfrica, han sido históricamente paradigmas del rugby de ataque con manos, aperturas rápidas y constante búsqueda del try, mientras que en el Viejo Continente el que más se acerca a esa filosofía es Francia.

Nueva Zelanda en la primera cita mundialista, en 1987, se había consagrado con esa fórmula frente a un XV francés también cultivador de ese estilo.

Cuatro años más tarde fue el turno de los Wallabies, imponiéndose en la final ante el anfitrión Inglaterra (12-6). Y en 1995, el local Sudáfrica amargó a los All Blacks de wing Jonah Lomu (15-12), en una de las finales más vibrantes y emotivas de la historia.

Sin embargo, los esquemas más tácticos, con papel preponderante de los forwards y las patadas de sus pateadores con penales, conversiones y drops, a imagen de la Inglaterra campeona del Mundo de Jonny Wilkinson en 2003, les fueron ganando terreno a la vertiginosidad del rugby Tri Nations, de destreza y técnica.

Argentina, por su parte, con una filosofía más cercana al Hemisferio Norte pese a ser del Sur, ha apostado históricamente a la “garra puma” para plantear partidos muy competidos, con disciplina para no regalar penales, al tiempo que trataba de buscarlos para que fueran aprovechados por sus grandes pateadores.

En 1999 y 2003 ese hombre fue Gonzalo Quesada. Y ya en 2007, cuando los Pumas lograron un épico bronce, su sucesor fue Felipe Contempomi, quien se turnaba con Juan Martín Hernández.

“Creo que se verá un rugby con más juego de pies que de manos, pero la diferencia con los campeonatos anteriores va a ser que las patadas se usen con un fin más agresivo y no tanto para defender y sacarse la presión de encima”, afirmó el capitán argentino Felipe Contempomi.

Precisamente, el centro argentino del Toulon, que jugará en el Stade Français la próxima temporada, considera que Argentina debe mejorar en ese aspecto para tener posibilidades.

“Nosotros debemos mejorar en ese aspecto y no usar el pie de forma defensiva, como lo hicimos muchas veces durante el Mundial de Francia”, afirmó a la cadena ESPN.

AFP.-


Comentarios


¿Un Mundial de manos o de patadas?