Un Mundial en que la lógica manda

Los grandes favoritos siguen adelante.




Un Mundial en que la lógica manda