Un mundo sin Lennon

A 25 años de su muerte, la figura de John Lennon continúa ejerciendo una poderosa influencia sobre la cultura occidental.



Una fría noche de hace 25 años, un solitario trastornado llamado Mark Chapman consternó al mundo con un acto de violencia sin sentido contra una leyenda de la música moderna. Chapman, un cristiano devoto, oriundo de Decatur, Georgia, esperó a John Lennon delante de su casa en los vistosos departamentos Dakota frente al Central Park de Nueva York el 8 de diciembre de 1980. Mientras se iba, el ex Beatle le firmó amablemente un autógrafo. Cuando el músico de 40 años regresó a su casa esa noche, Chapman le disparó cinco balas por la espalda hasta matarlo. En sus bolsillos tenía cintas con 14 horas de música de los Beatles y una edición de "El guardián entre el centeno", de J.D. Salinger.

Millones de personas en todo el mundo recuerdan aún dónde estaban cuando oyeron la noticia del asesinato. Para muchos, fue un golpe similar a los asesinatos del presidente John F. Kennedy o el líder de los derechos civiles Martin Luther King. Fue la desaparición de un símbolo de esperanza para toda una generación. Espontáneamente, numerosas personas se reunieron en el lugar del crimen. Más adelante, un monumento, Strawberry Fields, fue construido en el camino a Central Park. Todavía hoy, los fans se reúnen allí cada día para rendir homenaje al músico. "Lennon representaba el corazón y el espíritu no sólo de los Beatles, sino de todo el rock and roll de los 60", dice un biógrafo.

La trayectoria de Lennon es bien conocida. Nacido en Liverpool en 1940, su padre lo abandonó cuando tenía cinco años y fue criado sobre todo por su tía. Su madre le enseñó música, pero murió en un accidente de coche en 1958. Estudió en la Escuela Superior de Artes de Liverpool, donde conoció a su futura esposa Cynthia Powell, y en 1960 formó el grupo que luego se convirtiría en The Beatles. Lennon muchas veces es visto como la fuerza creativa detrás de la banda más influyente de la historia, y sus colaboraciones con Paul McCartney le valieron un lugar como uno de los más importantes compositores de canciones. Fue sobre todo bajo su influencia que los Beatles adoptaron una posición más política, sobre todo después de que Lennon dejara a su primera esposa y a su hijo y cayera bajo la influencia de la artista Yoko Ono en 1968. Las tensiones entre los miembros de la banda, especialmente entre Lennon y McCartney, llevaron a su separación en 1970. La carrera de Lennon en solitario estuvo marcada por sus actividades pacifistas y canciones políticas emblemáticas como "Imagine" "Give Peace A Chance".

Se retiró de la música en 1975 para criar a Sean, el hijo que tuvo con Ono, pero justo había empezado a trabajar en un nuevo disco cuando recibió los disparos. Un cuarto de siglo después, la leyenda de Lennon sigue viva, mientras Chapman permanece en la cárcel y sus motivos siguen siendo incomprensibles.

En entrevistas, el agresor explicó que vio en el asesinato la posibilidad de adquirir fama y regresar a la sociedad de la que se sentía marginado. También parece haberse sentido ofendido por las críticas de Lennon a la religión. Lennon había proclamado que los Beatles eran "más populares que Jesús", y luego cantó en "Imagine": "Imagine there's no heaven" (Imagina que no hay cielo).

"Quiero ser importante. Quiero ser alguien. Nunca fui nadie", dijo Chapman después sobre sus pensamientos antes del asesinato. "Me irrité con él y algo se quebró en mí. Recuerdo que pensaba dentro de mí: '¿Qué pasaría si lo mato?' Era como un tren en marcha. No había forma de detenerlo. Pensaba que quizá encontraría mi identidad en el asesinato de John Lennon".

Nadie sabe qué hubiera sido de la vida de Lennon de no haber sido asesinado. Pero incluso muerto sigue ejerciendo una influencia poderosa. Como parte de un homenaje para marcar el aniversario de su asesinato, Ono recopiló en un libro tributos de Iggy Pop, Mick Jagger y Ray Charles. "Cuando John murió tan de repente esa noche, sentí como si la mitad de mi persona se hubiera ido con él", escribió Ono en el libro "Memories of John Lennon".

Además, se está trabajando en una película sobre Chapman y los días previos al asesinato, titulada "Chapter 27", que llegará a los cines el año que viene. La cinta contará con Jared Leto como Chapman y Lindsay Lohan como una fan de Lennon amiga de Chapman. A pesar de que Ono no comentó públicamente la película, su portavoz, Elliot Mintz, criticó un especial de dos horas sobre Chapman emitido recientemente por NBC. "Ono cree que es injurioso... De esta manera se emite el mensaje a otras personas perturbadas de que matar es una forma de conseguir fama", dijo Mintz.

Ono prefiere que se recuerde lo bueno de Lennon, a pesar de que sus conocidas rabietas no dejan dudas acerca de que no era un santo. La viuda dio los derechos sobre algunas de las canciones de Lennon a Amnistía Internacional, que lanzó grabaciones de ellas de conocidas estrellas del pop como The Black Eyed Peas y Avril Lavigne en coincidencia con el aniversario.

"Lennon es uno de los pocos artistas que borra la línea entre la cultura pop y la política, así que deberíamos recordarlo como alguien que trascendió la música y se comprometió con asuntos políticos y sociales", dijo Michael Morrison, profesor de Historia en la Universidad de Purdue. "Lo mejor de la cultura pop puede reflejar lo que está ocurriendo en la sociedad e incluso desafiar lo que está sucediendo. Lennon representa lo mejor de lo que la cultura pop puede hacer", añadió. (DPA)

Notas asociadas: New York,New York  

Notas asociadas: New York,New York  


Comentarios


Un mundo sin Lennon