Un muy mal momento pasó Villalba

Agentes municipales no lo dejaron salir de su oficina hasta que pagó los salarios





Jorge Tanos

RÍO COLORADO (ARC)- Momentos de tensión se vivieron ayer dentro del edificio municipal, cuando los empleados municipales que se encontraban reclamando el pago del salario adeudado de octubre, sitiaron por algo más de una hora al jefe comunal Juan Villalba en su oficina para conseguir una repuesta a su pedido. A media mañana y con los ánimos muy caldeados los empleados agremiados al Soyem, que llevaban varias semanas realizando un paro frente al edificio comunal reclamando por sus haberes atrasados, se agruparon dentro del recinto y ocuparon las diferentes dependencias del edificio comunal. Mientras protestaban en forma ruidosa y cantando “queremos cobrar”, también se pudieron escuchar insultos e improperios contra la actual conducción municipal. Dentro del despacho, se encontraban Villalba, el secretario de Hacienda, Darío Espósito, y un colaborador del equipo, realizando gestiones telefónicas con el gobernador rionegrino Miguel Saiz y el ministro de Hacienda, Carlos Oliva, para destrabar los 800.000 pesos que están faltando depositar de un ATN de 1.500.000 pesos. Luego de más de media hora de tratativas y al ver que no se concretaba la llegada del dinero adeudado a los agentes municipales, el jefe comunal y los funcionarios trabajaron utilizando los recursos existentes en la municipalidad y gestiones bancarias. De esa forma lograron agónicamente a reunir los 360.000 pesos para saldar la deuda con los empleados. Por otra parte, fuentes municipales comentaron que mientras todo esto ocurría el mandatario local, vivió momentos de impotencia y bronca por lo que estaba ocurriendo y llegó a estrellar un cenicero contra el piso en clara señal de molestia por la situación que estaba viviendo. Una vez que se les anunció a los manifestantes que se les comenzaba hacer efectivo la deuda salarial, Espósito dijo que “pudimos completar el dinero para pagarles el sueldo de octubre, para ello tuvimos que hacer una serie de trámites delicados y engorrosos, porque la situación política que está viviendo la provincia y nosotros distan mucho de ser escenarios propicios para que podamos solucionar los problemas con los agentes comunales”. Sobre el mediodía los empleados que se encontraban de retención de servicios, decidieron levantar la medida y comenzar a trabajar en las diferentes áreas, pero no dejaron de hacer notar su preocupación por cómo el Ejecutivo cancelará los salarios de noviembre. Por otra parte, por la tarde integrantes del futuro gabinete Marcelo Casalla y Osvaldo Inalaf se reunieron con el gremio del Soyem, para pedirles paciencia para el cobro de los sueldos de noviembre, porque recibirán una comuna con “un agujero negro” que nadie sabe con que se van a encontrar. También se les confirmó a los agentes la emergencia económica y que se comenzará a trabajar en la reforma del estatuto de los empleados municipales y se comenzó a delinear la comisión que trabajará, que la integran Marta Herrera y Carlos Maldonado (Soyem), Martín Castro (FpV) y Darío Goenaga (UCR) y faltan los dos integrantes del próximo gobierno.

Los empleados municipales protestaron ruidosamente para reclamar por el salario de octubre.


Comentarios


Seguí Leyendo

Un muy mal momento pasó Villalba