Un 'negro cordobés' que cumplió su sueño

Recorrer el país cantándole a los chicos era el sueño de Piñón Fijo, el payaso que quiere dar algo más que distracción en su propuesta y eligió la tranquilidad y el vértigo de Buenos Aires.

VILLA REGINA (AVR).- Con dos shows colmados de público en el cine teatro del Club Círculo Italiano de Villa Regina, Piñón Fijo inició su nueva gira por la región.

Las dos primeras presentaciones ayer en esta ciudad, convocaron a cerca de 3.000 chicos y adultos, que colmaron las instalaciones del Círculo Italiano reginense.

Con un espectacular sonido, muchos efectos de luces, y por supuesto el carisma particular de este payaso cordobés, los chicos y sus padres disfrutaron a pleno del espectáculo, donde no faltó el clásico chu chu ua, que hizo poner de pie a todos para cantar y bailar, al igual que todas las canciones que forman parte del show.

La gira lo llevará hoy a Roca, con dos presentaciones a las 16 y a las 20 en el Club del Progreso, en tanto que el domingo también hará dos funciones en el estadio Ruca Che de Neuquén a las 15 y las 19, mientras que luego visitará Villa La Angostura, Plaza Huincul, Zapala, para terminar en Bariloche.

Con un modo sencillo y claro, Fabián Gómez, Piñón Fijo, hizo un repaso de su actualidad y de la decisión de volver a residir en Córdoba, desde donde todos los días se emite por Canal 13, y en la zona por Aire Valle, su programa.

"Soy un negro de Deán Funes, un negro cordobés" se autodefine con simpleza, pese a los 15 años que lleva encarnando el personaje de Piñón Fijo, que en los últimos dos años tomó trascendencia nacional a partir de la difusión de su trabajo, y que lo ha llevado además a "federalizar" su espectáculo para llevarlo a todo el país.

Y agrega "la gira es un sueño de la primera hora, la primera vez que hice por acá la hice solo, y en mi cabeza había comenzado a generarse la posibilidad de tener una banda de músicos en vivo y poder mostrar a los chicos cómo es este tema de tocar instrumentos".

"Me seducía desde mis inicios el poder hacer música para chicos pero con la seriedad de la música para grandes, porque por lo general la música infantil está subestimada".

La música es uno de los principales elementos de su trabajo y lo demuestra a través de las canciones que compone y que forman parte de su espectáculo, para no ofrecer a los chicos sólo un rato de diversión, sino también de educación.

Si bien su personaje en noviembre cumplirá 15 años, recién en los últimos dos tomó trascendencia nacional.

El ruptura de fronteras sin embargo no lo tomó por sorpresa "aunque se dio quizá en forma vertiginosa, pero para mi tranquilidad me sorprendí con un bagaje de experiencia piloto dentro de Córdoba misma".

"Me pasa de repasar este proceso varias veces en m vida. Empecé en Córdoba capital y rompí fronteras hacia el interior de la provincia, y fue muy parecido a lo que me pasó después a nivel nacional, así que se me hizo fácil sobrellevar muchas cosas, me encontró con los pies sobre la tierra".

Sin embargo esa trascendencia nacional le costó en tranquilidad por una sobreexposición, que lo llevó a tomar la decisión de dejar todo en Buenos Aires y volver a su Córdoba natal para desde allí seguir con su trabajo.

"Esto se logra con un poco de suerte, con mucho de dignidad y con mucho de confluencia de la gente con la que se trabaja, y por supuesto muchísimo esfuerzo porque hacer televisión desde el interior del país, no descubro nada diciendo que es muy difícil".

"El año pasado, cuando empecé a querer asustarme, paré la pelota, la pisé y traté de tocar para los laterales; cómo padre y cuidadano criticamos ese tipo de televisión, porque es muy perversa" comentó.

La vuelta a la Córdoba de sus orígenes le permitió ganar en tranquilidad y afectos "y en poder proyectar mejor el trabajo, darle más organización y hoy poder estar orgulloso de esta actitud de aprendizaje, para seguir brindando estos shows para todo el país".


Comentarios


Un 'negro cordobés' que cumplió su sueño