Un 'no' que estaba cantado



Era casi obvio, pero como siempre no fueron pocos los que se entusiasmaron con la idea. El final de un capítulo que no llegó a ser novela fue el previsible: Diego Armando Maradona descartó el ofrecimiento de volver al fútbol que le habían hecho los dirigentes de Excursionistas.

Con sus latiguillos, sus frases pintorezcas habituales, el “10” justificó así su negativa: “No me atrevería a faltarle el respeto a la pelota”.

La directiva de “Excursio” se había entusiasmado con declaraciones de “Diegote” de hace tres meses atrás, cuando decía que le gustaría jugar en divisiones como la Primera C o D, porque hay menos presiones que en las categorías superiores.

Pero al parecer lo de Diego Armando fue más retórica que otra cosa. Y se veía venir que sería así.

“Quiero dejar esto clarito. Tengo 45 años, por lo que no pienso jugar al fútbol ni comprometerme con nadie. No aceptaré ni siquiera tener una charla con la gente de Excursionistas, a la que no conozco, aunque le agradezco con el alma que se haya acordado de mí. Pero no me atrevería a faltarle el respeto a la pelota”, declaró Maradona.

Excurcionista, que justamente 'habita' en la Primera C, difundió el lunes su intención de que el “10” vuelva a las canchas con su casaca. Pensando en el torneo reducido que se pondrá en marcha el 4 de febrero, en que la entidad cumplirá 96 años de vida el primero de ese mes y en el golpe de efecto que generaría en la opinión pública -ni que hablar en el ámbito de los negocios- un nuevo retorno del más grande de todos los tiempos. Pero en fin, fue sólo una ilusión.

Porque en menos de 24 horas la cosa quedó en cero, y no por lo económico, ya que Excursionista tenía arreglado solventar los gastos de “las tardes del Diez” con lo que aportaran cuatro empresas.

“Ahora estoy en otra cosa y me va bien. No voy a aceptar ni hablar del tema porque no es serio que lo haga. (…) en estos momentos juego sólo por fines benéficos”, señaló Diego.


Comentarios


Un 'no' que estaba cantado