Un Obelisco, el emblema de Maro

Maronese se transformó en uno de los grandes animadores de la zona 7 del torneo Argentino B. El equipo que dirige Rolando Retamal de a poco se va afianzando y el objetivo de mantener la categoría podría llegar a mutar para comenzar a soñar con clasificar a la siguiente ronda del certamen federal. Mario Barros es el líder de un grupo sólido y trabajador. El goleador esta pasando por un momento superlativo y es clave para el Dino. “Me siento muy bien, cómodo y con muchas ganas. Los goles te dan un plus de confianza que ayuda para que todo salga mejor. Además estoy muy bien físicamente”, dijo el Obelisco. Maro viene de perder con Deportivo Patagones y mañana visitará a Independiente de Río Colorado en un reducto que le cae bastante bien. “Ellos, en su casa, son bravos, pero en esa cancha siempre nos fue bien”, palpitó el optimista artillero neuquino. Respecto a las expectativas de su equipo para esta temporada, Barros opina que “al comienzo se hablaba de Roca o Independiente de Neuquén como los candidatos, más que nada por los planteles que tienen. Nosotros estábamos en otro escalón, pero hoy por hoy estamos arriba y tenemos que disfrutar del momento y seguir metiéndole para estar mas arriba que nunca”. Maronese se ubica en el tercer lugar y todavía debe recuperar el match con el Rojo neuquino que se suspendió por la lluvia.

Archivo/Matías Subat


Comentarios


Un Obelisco, el emblema de Maro