Neuquén: Dónde voto para las elecciones de concejales

Un país muy polarizado y con la gente en las calles




Bolivia se encuentra polarizada ante el anuncio de la renuncia del presidente Carlos Mesa, que podría ser desestimada por el Congreso nacional o aceptada conforme a la línea de sucesión constitucional.

Centenares de manifestantes vitorearon a Mesa ayer enfrente del palacio de Gobierno, en el centro de La Paz, mientras a sólo 12 kilómetros, en la convulsionada ciudad de El Alto miles de manifestantes lo calificaban de "traidor".

La larga polémica generada por la presentación de su renuncia al Congreso, precipitada por una ola de protestas sociales y regionales, se trasladó a las calles donde ciudadanos de uno y otro bando se tranzaron a golpes de puño y pedradas en El Alto. De hecho, indígenas amazónicos liberaron ayer una ruta en el este del país así como las válvulas de un oleoducto que intentaron cerrar.

Leales al presidente Mesa clamaban a voz en cuello el cese de las huelgas y cortes de ruta en el país y amenazaban con desatar una guerra civil si el Congreso nacional aceptaba la salida de Mesa del palacio Quemado.

Mientras los partidos y sectores cívicos insistían en la necesidad de la permanencia de Mesa, a quien sin embargo le exigían que comience a gobernar, los sindicatos amenazaban con radicalizar las protestas en demanda de una ley de hidrocarburos nacionalista y el llamado a asamblea constituyente.

Ante el riesgo de una creciente inestabilidad política, el comandante de las Fuerzas Armadas, almirante Luis Aranda, acuarteló sus tropas a la espera de instrucción del presidente. Las Fuerzas Armadas expresaron "subordinación al presidente dimitente su y respaldo a la democracia y al estado de derecho", según un comunicado oficial.

Sin embargo, ni Evo Morales, que llamó a un corte de rutas y a ocupar campos petroleros de consorcios extranjeros, ni Alberto Mamani, promotor de la huelga en El Alto, quieren levantar las medidas de presión.

Nota asociada: BOLIVIA EN CRISIS: Crece apoyo a un acuerdo nacional en favor de Mesa: el Congreso define hoy su suerte

Nota asociada: BOLIVIA EN CRISIS: Crece apoyo a un acuerdo nacional en favor de Mesa: el Congreso define hoy su suerte


Comentarios


Un país muy polarizado y con la gente en las calles